domingo, 1 de abril de 2018

Dieciséis Teoremas de la Magia y de la Magia Sexual


A lo largo de los siglos, la alta magia ha desarrollado una fachada de complejidad y dificultad. Esto posiblemente se deba tanto al deseo de negar información peligrosa a la gente que no está preparada para ella, como a que algunos magos tienen grandes egos y quieren mantener la información lejos de las personas a las que consideran indignas. Ambas razones, creo, son inapropiadas y están obsoletas. En cuanto a la última razón, el egoísmo de aquellos magos autoproclamados que ocultan la información a aquellos que consideran (equivocadamente) inferiores, debería ser objeto de risa. Otros deberían hacer que esta información sea disponible. Y la primera razón de mantener la información oculta a través de la complejidad (para “salvaguardar” a la gente) es irrelevante. Como ya he escrito antes, si las personas no tienen el deseo de practicar y aprender las técnicas, por muchas manos que agiten al viento o palabras que entonen, no conseguirán ningún efecto. Perderán su interés en la magia rápidamente porque no la verán funcionando como lo hace en las películas.

Solo puedo pensar en una razón legítima para ocultar información, o hacerla parecer tan compleja que no pueda ser entendida. El secreto evitará que la gente con oscuras intenciones antiocultistas, tome cosas fuera de contexto y presente dicha información parcial o mentiras totales como si las mismas fueran adecuadas. Esperamos tales tonterías en algunos de los escritos de cristianos fundamentalistas más radicales. Vi en varios de tales libros (unos copiado de otros, no hay duda) la ridícula afirmación de que la palabra Samhain (que significa “fin del verano” y es el nombre de una festividad pagana) era el nombre de un dios pagano de la muerte y que llevar el antiguo símbolo egipcio de la vida, el ankh (una cruz con un lazo en la parte superior), ¡significa que se asiste a orgías! Ambas, por supuesto, no son verdad.

Hace algunos años un par de chicos tuvieron problemas con la ley en Michigan por robar supuestamente cráneos de tumbas. Una copia de un libro más bien famoso sobre la Brujería fue encontrado en el hogar de uno de los chicos. En una dramática escena, uno de los reportes de TV cogió una copia del libro, lo abrió en cierta página y dijo que daba instrucciones sobre cómo consagrar un cuchillo a Satán. Tenía una copia de dicho libro, así que miré en la página que mencionó y descubrí ¡que no decía en absoluto lo que el reportero afirmaba! Claramente decía que el cuchillo tenía que ser dedicado a la Diosa. Antes bien, el libro decía que los brujos no adoraban a Satán, ni estaban involucrados en el Satanismo. El reportero tenía claramente intenciones ocultas y simplemente mintió sobre el libro para fomentar su punto de vista. El autor del libro había sido muy claro, pero la verdad no le importaba al reportero.

Dicha desinformación y distorsión también puede venir de fuentes inesperadas. Hace unos quince años, hice una entrevista para el programa de noticias de las 6:00 P.M. del principal canal de T.V. en San Diego, California. Fui entrevistado durante una media hora y cubrí cierta variedad de tópicos ocultos. La última pregunta que me hizo (la que parecía ser una pregunta de “descarte”), “¿La gente usa lo oculto como una fachada para el abuso sexual”? Mi respuesta fue, “Bien, eso ocurre, pero tan pronto como la comunidad oculta se hace consciente de ello, la persona es condenada al ostracismo y se publica que la misma está abusando de otros.” De los más de treinta minutos de la entrevista, la única parte que se aireó fue mi respuesta a esa última cuestión al decir “Bien, eso sucede...” Sacada de contexto sonaba como si estuviera acusando a los ocultistas de ser un puñado de abusadores sexuales, ¡cuando mi cita real decía lo opuesto! Creo que la intención oculta del entrevistador era presentar esa visión distorsionada. Como resultado, ese día aprendí una poderosa lección sobre cómo hablar a los reporteros.

Parece tener un sentido razonable mantener la información sobre la magia real fuera de las manos de aquellos que la usarán para distorsionar o mentir sobre la magia en un intento de difamar a los magos y el ocultismo en general. Pero una persona que hiciera eso, tiene una intención oculta a lograr a cualquier coste. Tal persona distorsionará y mentirá sea que tenga acceso o no a información válida. Así que usar esto como una razón para el secreto o para hacer las cosas excesivamente complejas no parece relevante.

Al mantener la información en secreto o disfrazada, solo estamos evitando que las personas interesadas en datos adecuados  consigan acceder a ellos. Siento que es el momento de que la información esté disponible para todo el que la quiera.

En contra de las complejidades vistas en muchos libros de ocultismo, las teorías que hay detrás de la magia son realmente muy simples. Así que ¿por qué hay tantos libros sobre magia ceremonial, libros que han desconcertado a la gente durante décadas con sus complejidades y laberintos?

La respuesta, creo, es que los escritores raramente separan la teoría general (el porqué la magia funciona) de la teoría y técnica específica (el cómo y el porqué un ritual en particular funciona). Ni los escritores separan la teoría del entrenamiento o el entrenamiento de la realización. Haciendo que todo vaya junto, la magia puede volverse confusa, ilógica y difícil de entender. A algunas técnicas de magia pareciera que se les ha dado tan sorprendente complejidad que casi son imposibles de realizar. Quizá la más famosa de estas es la Magia Sagrada de Abramelin el Mago – que, si se realiza tal y como está escrita, ¡requiere seis meses de trabajo dedicado para lograrse! 

De todas las formas de magia, en mi experiencia la magia sexual es la más directa y sencilla. Esto no significa que sea necesariamente simple. Quiere decir que la magia sexual es directa y con mucha probabilidad resulte en éxito si la persona sabe lo que hace y está entrenada en cómo hacerlo.

En este capítulo cubriré algunas de las teorías de la magia y de la magia sexual junto con parte de la filosofía de la magia en general.

Permíteme sugerirte que estudies bien este capítulo. De hecho, sería una buena idea leer este capítulo varias veces para que puedas entender las teorías que hay detrás de la magia y de la magia sexual. ¿Por qué? Porque así como las palabras solo portan ideas, así también, los rituales mágicos solo son un reflejo de la magia que está realmente tomando lugar. Solo porque alguien agite su mano en el aire, eso no lo convierte en magia. Por otra parte, cuando un mago hace aunque solo sea un movimiento sutil con entendimiento y entrenamiento, el universo se transforma.

Una vez entiendas completa y profundamente estas teorías, pasa a la práctica. Practica las técnicas dadas durante varias semanas o incluso meses antes de pasar al resto del libro. Igual que un mago se toma el tiempo de preparar sus herramientas mágicas (varas, espadas, etc.) con el fin de realizar las formas de magia mejor conocidas, así también, debería un mago sexual preparar sus herramientas (el cuerpo y la mente) con el fin de realizar magia sexual.

Teoremas de la Magia

Teorema Uno

Todas las acciones tienen reacciones mágicas

En contra de la creencia popular, la magia toma lugar todo el tiempo. Funciona como la Tercera Ley de Newton que declara que todas las acciones tienen una reacción. Un mago se da cuenta de que todo lo que hace tiene un resultado.

De hecho, el no entender este primer teorema es una de las principales razones de que tanta gente falle en la magia. Dedican unos pocos momentos a hacer un ritual para un propósito en particular y después dedican el resto del día a pensar sobre ideas opuestas y a hacer acciones que tienen como resultado el opuesto exacto del propósito del ritual.

Tomemos por ejemplo, el caso del Sr. N., un mago autoproclamado que dedica veinte minutos al día a hacer un ritual para conseguir más dinero. Pero durante el día, N. dedica una hora a preocuparse con las facturas, deseando tener más dinero y sintiendo lástima por sí mismo. En resumen, dedica tres veces más a crear pobreza que el tiempo que dedica para hacer magia para crear riqueza. Después de un tiempo, concluye que la magia no funciona. De hecho, su magia está funcionando muy bien. Solo que no entiende lo que realmente está haciendo.

Por supuesto, si esto es verdad quiere decir que todo el mundo es un mago. Sabemos a través de la observación que esto no es verdad. Así que ¿cuál es la diferencia entre un mago y un no mago?

Corolario: Solo una acción voluntaria es una acción mágica

Dado que toda acción tiene un resultado mágico, es difícil para un no mago tratar con la aparentemente incognoscible realidad del universo. ¿Cuántas veces has oído a alguien decir algo como esto? “Justo cuando todo parecía estar bien, se vino todo abajo”. Si esa persona hubiera sido un mago, habría sido capaz de evitar el desastre a través de la magia, mitigando sus efectos o al menos ver lo que se le estaba viniendo encima. Pero eso no ocurrió.

Ese es el motivo de que los no magos crean que dependemos de los sucesos fortuitos: el destino, la suerte, el hado – llámalo como quieras. Al no ser capaces de decir qué sucederá como resultado a sus acciones, se vuelven impotentes ante los resultados de esas acciones. Todo en la vida parece un lío. Alternativamente, haciendo poco, una persona puede vivir una vida pacífica. Sin acciones, no hay reacciones mágicas. Pero tampoco control personal o aventura.
En cualquier situación, el no mago no entiende (o ignora) lo que está pasando. Un mago, por otro lado, sabe que la magia funciona y actúa en conformidad. Por ello, un mago aprecia que todo acto que haga tendrá una respuesta en el universo. Un mago aceptará o tratará con cualquier problema que cree. Lo que se llama “responsabilidad personal”.

Pero los magos van un paso más allá de la mera aceptación de la responsabilidad por sus acciones. Los magos hacen esfuerzos conscientes para controlar las reacciones resultantes. En lugar de solo esperar a ver lo que sucederá, los magos crean activamente sus futuros realizando actos específicos llamados rituales. La diferencia, entonces, entre un no mago y un mago es que un mago hará actos específicos para lograr metas específicas, mientras que un no mago no sabe cómo hacerlo. Incluso aunque todos los actos tengan un resultado mágico, solo un acto que se realice conscientemente con el fin de lograr cierta meta, puede ser llamado un acto mágico.

Para hacer una comparación, un no mago es como una persona cayendo indefinidamente a través del aire. Girando y volteando, está fuera de control y a merced de la gravedad y los vientos. La posición de su cuerpo es un resultado de estar fuera de control. El mago, por otra parte, es como una persona en un ala delta. También debe tratar con la gravedad, los vientos y la posición del cuerpo, pero el mago usa la magia (las alas del ala delta) para controlar la caída, se mueve hacia arriba y hacia abajo, se mueve a los lados y hace cualquier cosa que desea.

Una vez más, la diferencia entre el mago y el no mago es que un mago entiende que la magia sucede todo el tiempo y trabaja para controlar los resultados, mientras que un no mago está atascado girando a través de la vida sin control. El mago decide actuar conscientemente para controlarse a sí mismo y al entorno que le rodea. El no mago no tiene idea de cómo hacerlo.

Por supuesto, debería señalarse que algunas personas han descubierto cómo ser muy exitosos y felices sin hacer magia. Sin embargo, cuando echas un vistazo a los libros que tal gente ha escrito, cada uno de ellos describe técnicas mágicas – aunque no las denominen así. Una de tales personas no mencionó el término “visualización creativa”, pero escribió sobre cómo las personas exitosas dedican tiempo a “imaginar” la forma en la que las cosas deberían producirse.

Por favor, ten en cuenta que usé palabras precisas en el fraseado de este primer teorema y su corolario. Todas las acciones tienen reacciones mágicas, pero solo una acción voluntaria es una acción mágica. Ciertamente, un mago practicante puede tener más éxito como resultado de algún acto inconsciente que como resultado de una acción mágica. Por definición, esto no hace del acto inconsciente un acto mágico. Por otra parte, tendríamos que decir que no hay diferencia entre un acto mágico consciente y un acto inconscientemente inspirado. Ambos pueden resultar en gran magia, pero un resultado es simplemente una reacción mágica mientras que el otro es el resultado de un acto mágico. No estoy diciendo que uno sea mejor que el otro, estoy meramente proponiendo ideas para que tú, el lector, puedas entender lo que trato de compartir sin una confusión de significado.

También añadiría que cuando uso el término “mago”, no estoy hablando sobre el tipo de persona que ocasionalmente lee un libro o hace un ritual una vez al año. Esos, simplemente son personas que “hacen magia”. Cuando digo “mago”, estoy describiendo a una persona que vive, respira y conduce una vida mágica. Ahora, ser un mago, como opuesto a ser una persona que hace magia, no hace a una persona superior a las otras de ninguna manera. Un mago solo tiene una forma diferente de apreciar la vida y el universo e interactuar con su entorno.

Teorema Dos

La magia no es algo que haces, es algo que eres

Escribí esto por primera vez hace muchos años y todavía es verdad hoy. Si la magia fuera solo técnica, un no mago podría escoger un libro, leer unas pocas líneas y hacer que ocurriera la magia. Tales cosas solo ocurren en las novelas y películas malas.

Sin embargo, si una persona sabe cómo hacer magia, podría coger el mismo libro, hacer las mismas técnicas y tener los resultados deseados. Ya que ambas personas realizaron las mismas técnicas, debe haber una diferencia en el mago. La diferencia se describe en el Teorema Tres.

Teorema Tres


La magia requiere la creación, manipulación
y dirección de la energía mágica


Un mago, como resultado de meses o años de práctica, puede hacer estas tres cosas casi automáticamente. Es usual para la mayoría de magos empezar el proceso de aprendizaje de estas habilidades con la ayuda de varias herramientas tales como varas, cálices, talismanes, etc. Con el tiempo, las habilidades se vuelven automáticas y tan naturales como la respiración; la necesidad de tales herramientas disminuye y puede incluso desaparecer. No requiriendo ningún accesorio. Sin embargo, usar las herramientas puede ser cómodo y familiar para el mago. Puede elegir usarlas, incluso aunque ya no le sean necesarias.

El trabajo con la energía mágica tiene dos aspectos. El primer aspecto es la creación de la energía. Puede crearse a través de una variedad de formas, desde ciertos rituales tales como el clásico ritual del Pilar del Medio o el ritual de la Atalaya, hasta la actividad sexual o métodos de respiración. El segundo aspecto es el control de la energía. Aunque la energía puede ser controlada solo a través de la voluntad, muchos otros dispositivos, desde varas y dagas a talismanes y amuletos, pueden usarse para dirigirla. Sin dirección, la energía es libre de gastarse sin estructura (como se ve en algunos sucesos poltergeist). Dirigida, la energía puede lograr los resultados que deseas. Esta, entonces, es una de las formas en las que la magia funciona. 

A menudo he oído a algún desmitificador preguntar “¿Qué quieres decir con el término “energía?” Tu magia no tiene nada que ver con la electricidad o la energía atómica”. Según mi diccionario, el término “energía” simplemente significa “la capacidad para hacer un trabajo”. Si tienes una gran cantidad de energía, simplemente significa que puedes usarla para hacer un trabajo. No importa si ese “trabajo” es cargar ladrillos, tocar el piano o correr una milla. La energía mágica es solo la creación del poder para hacer el “trabajo” de lograr tus metas.

Esta energía mágica no es entendible actualmente de acuerdo a las técnicas científicas occidentales estándar. Algunas personas dirían “Si no puede medirse no existe”. Te recordaría, sin embargo, que solo hay cuatro fuerzas elementales conocidas para la ciencia (la gravedad, el electromagnetismo, las fuerzas atómicas débil y fuerte), y de estas cuatro, dos (las fuerzas débil y fuerte) han sido identificadas hace menos de cincuenta años. Solo cincuenta años en miles de años de estudio, un mero punto luminoso en un radar sobre la línea temporal de la existencia humana. ¿No es posible, entonces, que otra fuerza o fuerzas no hayan sido identificadas aún? Creo que no solo es posible, sino altamente probable. Por lo tanto, solo porque la naturaleza de la energía mágica no sea entendida por la ciencia occidental, no la hace ilegítima o irreal, no más de lo que hace un siglo la falta de entendimiento del la fuerza “débil” del átomo la hizo “ilegítima” o “irreal.”

Corolario: La naturaleza de la energía mágica es triple

Me refiero a ella como la naturaleza psico/sexual/espiritual de la energía mágica. La primera parte representa al hecho de que debe ser controlada por la mente. La energía está ahí todo el tiempo, pero no puede usarse hasta que seas consciente de ella y sepas cómo usarla. Las emociones juegan un papel importante en la naturaleza psicológica de la energía mágica. Estar feliz o triste, enfadado o encantador puede afectar a cómo de bien puedes manipular la energía. Esto, entonces es la parte “psico” (como en psicológico) de la fórmula de la naturaleza de la energía mágica.

Para que cualquier magia tenga éxito, requerirás una actitud positiva. Si no crees que tu magia funcione, puedes estar seguro de que no lo hará. Después de todo, estarás dedicando horas a una actitud negativa. Esto te dará el fin mágico que inconscientemente deseas: un resultado fallido o caótico para cualquier ritual mágico o técnica que puedas haber usado.

La segunda parte de la energía mágica es el aspecto sexual. No estoy hablando aquí sobre los sexos o la actividad sexual. Más bien, hablo sobre las energías que corren a través de nuestros cuerpos y son fuertemente afectadas por los impulsos y actividad sexuales. Estas energías pueden considerarse masculina/femenina o yin/yang en naturaleza. Para el propósito de este libro, me referiré a ellas como eléctrica (masculina/yang) y magnética (femenina/yin).

En las formas de ritual conocidas como la Circulación del Cuerpo de Luz (ver mi Modern Magick para la información sobre cómo realizar este ritual), la energía se trae hacia arriba desde los pies, a través del cuerpo y hacia el centro espiritual justo por encima de la cabeza (o viceversa). Fluye a través de las corrientes que energizan naturalmente el cuerpo y que son análogas a los meridianos de la medicina tradicional oriental, tales como son usados en la acupuntura o el masaje shiatzu. La energía también fluye salvajemente y con gran fuerza durante la actividad sexual. Donde la energía fluye, podría decirse que es de naturaleza eléctrica. Donde se reúne (en los centros de poder, chakras, etc.), podría decirse que es de naturaleza magnética. 

La Aurora Dorada puede haber tenido algunas enseñanzas sobre la magia sexual. Si lo hicieron, las técnicas usadas en la Circulación del Cuerpo de Luz ciertamente son parte de ellas. Muchas de las técnicas usadas por la Aurora Dorada para elevar y controlar la energía mágica durante el ritual, pueden fácilmente usarse para controlar las energías elevadas durante la actividad sexual para propósitos mágicos.

Y finalmente, recuerda que la magia sexual occidental ha derivado, en parte, de antiguas fuentes místicas hebreas. La energía es vista como espiritual, viniendo de la Deidad. Si tus metas son de naturaleza espiritual (y veo esto teniendo un alcance mucho más amplio de lo que las otras podrían), entonces estás en sintonía con lo Divino y tu magia será más exitosa. Si, por otra parte, tu magia la haces con la intención de dañarte a ti o a otros, entonces es más probable que tengas dificultades como resultado de la misma.

Por de “naturaleza espiritual” no quiero decir solo hacer rituales para los fines de los mundos no físicos. Más bien, mi noción de naturaleza espiritual es similar a la noción thelémica o tántrica de “hacer la propia Voluntad”. Ten en cuenta que he puesto en mayúscula la palabra “Voluntad” en la frase anterior. En este caso, “hacer la propia Voluntad” no significa “hacer cualquier cosa que quieras.” Más bien, significa que debes encontrar tu “Verdadera Voluntad” y hacer solo eso. Si es tu Verdadera Voluntad y no tus meras esperanzas o ego, entonces estará en armonía con lo Divino. “Hacer la propia Voluntad” significa encontrar lo que para ti es apropiado hacer en la vida y llevarlo a cabo. Esta es una búsqueda espiritual siempre en evolución que algunas veces es conocida como la “Gran Obra”. Los practicantes tántricos usan la antigua palabra en sánscrito Svechchachara, que significa “el sendero de hacer la propia voluntad”.

Por definición, la Verdadera Voluntad está siempre en conformidad con la evolución del universo. El universo, no teniendo un ego, no puede ser egoísta. Hacer la propia Voluntad puede implicar hacer magia con el fin de aumentar tu dinero para que tengas un lugar en el que vivir. A menudo he dicho que es difícil ser espiritual cuando no sabes de dónde vendrá tu próxima comida, o no tienes un techo sobre tu cabeza. Para algunos, hacer un ritual para una ganancia práctica es “egoísta”, y por lo tanto no “espiritual.” Ciertamente, hacer cualquier forma de magia práctica (para el mejoramiento de uno mismo o de otros sobre el plano físico) puede ser egoísta si no es parte de tu Verdadera Voluntad. Una de las metas más importantes de un mago debería ser descubrir cuál es su Verdadera Voluntad y después, hacer lo que se requiera para dirigirse hacia el logro de la misma.

Por ello, la magia usa una energía psico/sexual/espiritual. Requiere el conocimiento de cómo generar, manipular y después señalar el propósito de la energía.

Teorema Cuatro

La creación sobre el plano espiritual conduce
a la creación sobre el plano físico

La no magia no ocurre por alguna casualidad sobrenatural. Más bien, ocurre de acuerdo a leyes naturales. Desafortunadamente, la gran cantidad de leyes hace la repetición en magia difícil, igual que la gran cantidad de posibilidades en el nivel cuántico de la materia, da la apariencia de caos a lo que es una inmensa estructura que inherentemente es tanto estable como armoniosa.

Dicho de forma simple, para que algo exista en el mundo físico debe existir primero en el plano espiritual y no físico, más comúnmente denominado plano astral. Las personas tienen cuerpos físicos como una manifestación de sus cuerpos astrales, no al revés. Cualquier cosa que exista en el plano astral debe a la larga manifestarse en el físico.

Los rituales mágicos tienen efectos en el plano astral. Eventualmente, estos efectos deben manifestarse en el plano físico. El proceso exacto de cómo ocurre esto es desconocido para los científicos occidentales. Los magos saben cómo usar rituales para crear en el plano astral, aunque a la mayoría no le importa el mecanismo exacto por el que esto funciona. Sin embargo, funciona, y eso es lo importante. Me gusta referirme a esto como el método de la “caja negra”. Si una persona no sabe cómo funciona un automóvil, todavía puede ponerlo en marcha, conducirlo y usarlo. De igual manera, aunque no pretendo saber el mecanismo exacto por el que la magia funciona, sé que a través del uso del ritual puedo usar la magia para crear lo que deseo.

Teorema Cinco

El éxito de un ritual es inversamente proporcional al tiempo

Este teorema captó por primera vez mi atención en un libro del mago del caos Peter Carroll. Cuando se hace adivinación, tal como una lectura con las cartas del Tarot, un buen lector tiende a ser más adecuado prediciendo eventos en el futuro cercano que en el futuro distante. Esto es porque conforme el tiempo pasa, una amplia variedad de eventos – sean considerados en la lectura o no – pueden cambiar en menor o mayor medida de importancia. Como resultado, más caos entra en escena, haciendo la adivinación menos precisa.

De forma similar, cuando se realiza magia, los resultados que suceden rápidamente tienden a ser obtenidos con mayor facilidad que aquellos que deseamos que ocurran en los próximos años. Otros eventos, no anticipados por el mago, pueden arrastrarse dentro de su trabajo (a estos eventos se les llama “ruido”). Otros intereses pueden empujar al mago lejos de sus deseos. Otros pueden trabajar a sabiendas o no para contrarrestar tu propio trabajo. Tus intereses pueden cambiar en tal manera que virtualmente trabajes contra tu magia original.

Para superar este problema sugeriría que cuando empieces a a hacer magia, lo hagas con metas simples. Conforme logres tus metas más fácilmente, pasa a deseos más complicados y a hacer rituales para cosas que tomarán más tiempo en lograrse.

Teorema Seis

Déjalo correr y que la magia haga su trabajo

Cada acción tiene un resultado mágico. Esto no significa algunas acciones, sino todas las acciones. Si te aferras a tu magia después de que hayas completado un ritual, tus pensamientos tendrán un resultado.

Y ¿qué tipo de pensamientos tienen muchas personas después de hacer rituales? Frecuentemente discurren a lo largo de la línea de “¿Lo he hecho bien? ¿Pronuncié mal algo? ¿Me olvidé de algo? ¿Funcionará realmente esto? Debo haber parecido tonto haciendo este tipo de cosas”. Todos estos pensamientos están enfocados en el fallo, la vergüenza y la duda. ¡Y todos ellos tendrán el resultado de frustrar tu magia!

Por lo tanto, después de hacer un registro de tu ritual, deberías sacar por completo de tu mente todo el trabajo de magia que hayas realizado. En todo caso, espera simplemente que tus resultados deseados sucedan.

Si empiezas teniendo dudas o preguntas sobre el ritual, contrarréstalas inmediatamente pensando en alguna otra cosa, o haciendo algo positivo para reforzar tu meta hasta que dichos sentimientos e ideas pasen.

Si estás haciendo magia para algo que necesitará muchos meses para lograrlo, puede que quieras repetir ocasionalmente tu ritual durante ese tiempo para añadir la energía dirigida hacia la meta. No deberías considerar esto como un “arreglo” de tu ritual original, ya que eso implica que tu ritual no era suficientemente bueno. Dicha actitud negativa contrarrestará tu magia y dará como resultado el fracaso. En su lugar, adopta la actitud de que estás añadiendo al original.

Teorema Siete

La magia es magia

Nadie habla sobre “buena” electricidad y “mala” electricidad, sin embargo la gente a menudo habla sobre magia “blanca” y “negra”. En Modern Magick usé estas nociones al principio pero después indiqué que las había usado (junto con una clasificación “gris”) solo la comunicación de propósitos. Incluso así, todavía me llegan cartas de personas que no han leído el libro entero atacándome por creer en diferentes sombras de magia.

No creo en eso. La magia es magia. La gente puede usar la magia para propósitos diferentes, algunos buenos y otros malos. Igualmente, puedo usar la electricidad para encender una habitación oscura o para matar a una persona.

Un mago entrenado no tiene el deseo de hacer magia que dañará de alguna forma a otro porque sabe que el resultado le traerá daño de vuelta (Teorema Uno: todas las acciones tienen reacciones mágicas). Hacerlo así simplemente sería estúpido. La pregunta es, ¿cómo lo evita un mago?

La respuesta es hacer una adivinación antes de hacer cualquier trabajo mágico práctico. No hagas una pregunta tal como “¿Debería hacer este ritual?” Eso coloca la responsabilidad por tu acción sobre otro alguien o algo. En su lugar, pregunta “¿Cuál será el resultado si hago esta magia?” Cuando conoces el resultado, puedes elegir libremente hacer el ritual como habías planeado, modificarlo o no hacerlo en absoluto.

Usadas de esta manera, las técnicas adivinatorias y la magia ayudan a una persona a hacerse realmente autopotenciada.
Corolario: Un mago efectivo puede elegir ser “estúpido”

Como se declaró más arriba, los magos no hacen magia para dañar a otros simplemente porque parte de la respuesta mágica a tal acción sería dañarse a sí mismos. Este proceso, conocido como tikún (corrección) por los qabalistas y karma por los tántricos, es un proceso natural.

Pero ciertas situaciones pueden requerir que un mago haga algo “estúpido” conscientemente. Por ejemplo, un mago que conozco vivía en un vecindario donde un violador estaba aterrorizando a las mujeres. Al principio, dejó a la policía encontrar al hombre. Cuando el violador atacó a una amiga suya, sin embargo, hizo un ritual para castigar al atacante.

En una semana, el violador fue cogido después de verse involucrado en un serio accidente de automóvil.
La magia había funcionado. Pero el mago debe encarar a la larga los resultados de hacer magia con la intención de dañar a otro. Él lo aceptó y eligió conscientemente experimentar las consecuencias. Sabía que estaba, sobre esta base, actuando “estúpidamente”, pero decidió hacerlo de todas maneras.

Algunas personas pueden objetar a esto, diciendo que no debería encarar ningún resultado negativo porque la persona que se lesionó era mala. Desafortunadamente, el tikún (o karma) no mira tales factores mediadores. Si le das una patada a una piedra se alejará, no importa porqué la pateaste. Igualmente, si hieres a otro (o a ti mismo), finalmente experimentarás una respuesta mágica a esa acción. En algunos casos, no obstante, vale la pena.

En el entrenamiento de un mago se enseña que un mago, entendiendo las formas internas en las que el universo funciona, es, quizá, incluso más responsable por sus acciones que los no magos. Algunas veces se vuelve necesario encarar los resultados kármicos negativos de una acción, para que cosas tales como la justicia y el honor sean servidos. Por definición del proceso del tikún esto parece “estúpido”, pero hasta que la sociedad avance mucho más, tales acciones “estúpidas” algunas veces necesitan ser hechas.

Teorema Ocho

La magia es una ciencia y un arte

Este entendimiento, por supuesto, viene de los escritos de Aleister Crowley. Estoy de acuerdo con ello, pero creo que necesita un poco más de argumentación. Creo que todos reconocemos que algunas personas simplemente mejores artistas que otros de forma natural.  Ya que la magia es un arte, algunas personas serán simplemente mejores magos que otras.

Sin embargo, una persona que no sea un artista natural pero haga una gran cantidad de estudio y práctica puede acabar siendo un artista superior cuando se la compare con una persona que tenga un talento natural pero no lo trabaje. No importa lo bueno que seas en magia, siempre puedes volverte mejor.

Así que para aquellos de vosotros que estáis estudiando y practicando magia y todavía no hayáis obtenido los resultados que deseabais, con práctica, determinación y deseo tendréis éxito.
La noción que sorprende a muchos desacreditadores es que la magia es una ciencia así como un arte. De hecho, todas las técnicas de la ciencia moderna se desarrollaron a partir de la magia y la alquimia. Aquellos magos místicos experimentaban y guardaban meticulosos diarios de los experimentos (rituales) que realizaban. Cuando un ritual fallaba, lo indicaban en sus registros. Cuando tenían éxito, también lo registraban.

Cada mago guarda un tipo de grimorio, un libro de técnicas mágicas y pensamientos. Tú también deberías tener uno, ya sea que lo guardes en tu cabeza, en papel o en un disco informático. Al repasarlo hacia atrás podrás ver lo que funcionó y lo que no. Deberías incluir cosas tales como tus sensaciones, emociones, el tiempo atmosférico, el tiempo, información astrológica, etc. Puede que descubras que tienes más éxito mágicamente cuando estás enfadado y está lloviendo. Alternativamente, puede que descubras que tienes mejores resultados cuando estás feliz y es un día cálido y soleado.

Al fin y al cabo, este grimorio será tu manual mágico personal. Puede no ser adecuado para nadie más, pero te ayudará a tener incluso más éxito con tu magia. Magos famosos han guardado dichos libros. Dichos libros son conocidos como “diarios mágicos”. Varios autores ocultistas y no ocultistas, han descrito este proceso de mantener un diario. Si no sabes cómo empezar, puedes intentar usar mi The Magical Diary, un libro que creé para este propósito, o encontrar directrices en mi Modern Magick.

Teorema Nueve

La magia es sinérgica

La sinergia es un término que significa que el efecto total de fuerzas combinadas es mayor que la suma de las partes. Varias personas trabajando hacia la misma meta, generalmente tendrán mucho más éxito que solo una persona trabajando hacia una meta. Además, dado que la magia es sinérgica, el incremento no es matemático (1, 2, 3, 4, 5, etc.) sino geométrico (1, 2, 4, 8, 16, etc.). Por ello, con solo añadir unas pocas personas a un ritual se puede incrementar el poder tremendamente.

Sin embargo, recuerda el viejo dicho de que una cadena solo es tan fuerte como el más débil de sus eslabones. Un mago experimentado y bien entrenado puede ser mucho más competente que un grupo de neófitos no entrenados. Además, si las personas involucradas no están todas enfocadas en la misma meta, el grupo puede estar trabajando realmente contra sí mismo. En dicho caso, un mago solo será mucho más competente que el grupo.

En uno de sus escritos sobre magia sexual, Crowley sugirió que la persona con la que trabajas no necesita saber lo que estás haciendo. Creo, personalmente, que esto es abusivo y contraproducente. De hecho, lo que Crowley describe es básicamente una forma de magia sexual masturbatoria. ¡No necesitas una pareja física para eso! Si ambas personas conocen el propósito del ritual y son buenos magos sexuales, no obstante, las posibilidades de éxito son mucho mayores que para una persona que trabaje sola.

Si eliges trabajar con un grupo, sugeriría que lo hagas con personas que sean casi tan buenos en magia como tú lo seas (a menos que haya unos propósitos de entrenamiento implicados). También sugeriría que el grupo haga una adivinación para decidir sobre si hacer o no un acto de magia. Finalmente, deja muy claro cuál es la meta para que dichas personas no trabajen contra la misma, ni siquiera por accidente.

Teorema Diez

Invoca a lo superior; evoca a lo inferior

Hay muchas modalidades de magia. Algunos de estos métodos trabajan con los poderes innatos de los implementos que están usando, sin referencia a otras fuerzas o entidades. Uno de dichos tipos de magia es la magia de las hierbas. Otros involucran el uso de gemas y cristales. Otra modalidad funciona directamente con los poderes de la mente.

Se podría argumentar que, dado que cada uno de dichos implementos se ha desarrollado a partir de la Deidad, todos representan un sendero de contacto con la Divinidad. Pero hay otras maneras de tratar de forma más directa con lo Divino u otras entidades no físicas. Estas maneras son conocidas como evocación e invocación.

En la invocación, atraes a ti mismo (o manifiestas desde el interior) los poderes y personalidad de una entidad no física. Los dioses, arcángeles y ángeles son tradicionalmente invocados.

En las evocaciones, produces algún tipo de manifestación de un ser no físico en el plano físico. Esto podría ser la imagen del ser en un espejo mágico o en una nube de incienso. Podría ser el aroma del ser o un sonido especial. Podría ser la voz del ser dándote información de valor (o en ocasiones, inútil). Tradicionalmente, los arcángeles y ángeles también pueden ser evocados. Cualesquiera seres no físicos que no sean dioses, ángeles o arcángeles tradicionalmente solo son evocados.

Toma nota en los párrafos anteriores de mi uso del término “tradicionalmente”. Algunos magos evocan dioses o invocan espíritus menores que, debido a su fuerte naturaleza, algunas veces son llamados “demonios”. Hay un famoso ejemplo de Crowley habiendo invocado a un demonio tal dentro de sí mismo mientras está en un desierto. Algunas personas afirman que dicho evento marcó el principio de la “caída” de Crowley, lo que indican solo por su futuro de altibajos financieros.

Aunque los magos experimentados pueden seguir sus Voluntades con impunidad, creo que es de sabios para magos principiantes e incluso intermedios, empezar de forma segura y después expandirse hacia los reinos más esotéricos de la magia mientras perfeccionan sus habilidades. Por lo tanto, te aconsejaría invocar solo dioses, arcángeles y ángeles hasta que tengas experiencia tanto de la invocación como de la evocación.

La invocación y evocación no están limitadas a entidades no físicas. También es posible invocar o evocar varias energías. Por ejemplo, si te sientes inestable en un nuevo hogar, puede que desees invocar el poder equilibrante de lo que los magos llaman la Tierra Elemental. Si necesitas más energía, podrías invocar el Fuego Elemental. Virtualmente cualquier cualidad puede ser identificada (la sabiduría, como ejemplo, podría ser representada como un búho) y después ser invocada para ayudarte a adquirir dicha cualidad. O, en este ejemplo, puede que desearas evocar al búho de la sabiduría y hacerle preguntas.

Teoremas de la Magia Sexual

La magia sexual sigue todos los teoremas de la magia listados más arriba. También tiene algunos teoremas añadidos que le son únicos y no son parte de la magia en general. Pero antes de continuar, permíteme repetir aquí: nadie tiene que hacer magia sexual, ni deberías permitir nunca a nadie intimidarte para obligarte a hacer magia sexual. La mayoría de las personas que han elegido hacer magia sexual, no obstante, han encontrado que mejora en gran medida sus rituales mágicos, no importa el sistema que usen.

Teorema Once

Todo acto de unión sexual produce un “hijo mágico”

Este teorema implica que la magia sexual requiere de la unión de una pareja de sexo opuesto. Mientras que esto es espiritualmente verdad, físicamente no lo es. El acto de unión sexual puede involucrar a una pareja masculina/femenina, una pareja del mismo sexo, o una persona y una pareja imaginaria o no física (esto es, la masturbación).

La unión sexual, si todas las condiciones son correctas, producirá un hijo. Pero no importa las condiciones, cada acto de unión sexual produce un “hijo mágico” (el término y forma de escribirlo(1) fueron popularizados por Crowley). Este “hijo” es un término usado para referirse a “un efecto sobre el plano astral”. Como se declaró anteriormente en el Teorema Cuatro, cualquier cosa que se crea en el plano astral al final se manifestará sobre el plano físico. Por ello, el hijo mágico creado a través de la magia sexual debe finalmente manifestarse.

Te recordaría, sin embargo, que todas las acciones tienen reacciones mágicas. Si cualquiera de las personas involucradas en un rito de magia sexual va a trabajar contra el ritual (sea a propósito o por error), la manifestación física del hijo mágico puede ser abortada antes de que tenga una oportunidad para aparecer sobre el plano físico. En otras palabras, las acciones que se opongan al ritual de magia sexual pueden evitar que el hijo mágico sea “dado a luz”.

Teorema Doce

El pensamiento mantenido durante el orgasmo
es un disparador mágico

Esta es una de las claves secretas de la magia sexual. La más antigua mención que he encontrado de ella está en The Holy Letter. Fue escrita sobre el 1200 y probablemente ha pasado de unos a otros oralmente durante muchos años antes de ella.

Desafortunadamente, mantener un pensamiento durante el orgasmo no es algo fácil de hacer (ver el Teorema Trece). E incluso si eres capaz de hacerlo, tienes que encarar el corolario del Teorema Doce:

Primer Corolario: BDBF (Basura dentro, basura fuera)

BDBF es un término informático. Mucha gente piensa que los ordenadores son altamente inteligentes. En realidad, los ordenadores corrientes son muy tontos. Solo harán exactamente lo que les digas que hagan. Si no les dices exactamente lo que quieres de una manera que lo entiendan, o si lo que les dices es basura o tiene errores, solo obtendrás nueva basura o errores. Por ello, si tienes pensamientos durante el orgasmo que son incontrolados o caóticos, tu resultado será incontrolado o caótico. Aunque la reacción a la unión pueda ser mágica y producir un hijo mágico, la actividad sexual difícilmente podrá llamarse un acto mágico simplemente porque haya un inevitable resultado mágico.

Pienso que es importante mencionar una de las convicciones de la Magia del Caos aquí. Entre muchos “caoístas”, la idea es no tener un pensamiento en el momento del orgasmo. En su lugar, desean dejar que la energía corra hacia la meta predeterminada (aunque posiblemente desconocida). Este no enfoque sobre un pensamiento es, en muchas maneras, simplemente enfocarse sobre un concepto secundario. Este pensamiento intermediario, incluso aunque solo sea “mantener la mente en blanco”, todavía está vinculado a través del subconsciente a la meta deseada. Por supuesto, el sistema funciona. Añade otro paso (“no pensamiento” vinculado al pensamiento), pero el resultado eventual debería ser el mismo.

Segundo Corolario: Cuanto más pones, más sale

Como se describió antes, puedes repetir más rituales con el propósito de añadir energía a una meta específica. En muchos, si no la mayoría de los casos, sin embargo, esta aplicación de energía puede hacerse dentro de la estructura del ritual mágico original.

Cuanta más energía manifiestes, con más probabilidad vas a lograr los resultados deseados. Así mismo, más energía aumenta la probabilidad de que los resultados mágicos ocurran más pronto que tarde. Dado que la actividad sexual aumenta la energía mágica, se sigue que cuanto más dure la actividad mágico sexual, mayor podrá ser la cantidad de energía que crearás para lograr mágicamente un fin específico.

Desafortunadamente, no es tan simple. ¡Con tener sexo durante doce horas simplemente no conseguirás más que unos genitales doloridos! El aburrimiento puede establecerse. Una persona puede conseguir un estado conocido como trance sexual y deshacerse de cualquier pensamiento de la meta del ritual. Para cada persona hay un “punto de retorno negativo”. Extender la actividad sexual más allá de ese punto no solo es infructuoso, realmente puede tener resultados contrapuestos a tu deseo. En algunas personas ese periodo puede ser tan breve como unos pocos minutos. En otras puede llevar horas. La experimentación es la única forma de determinar la longitud del tiempo que lleva antes de que experimentes este punto. Mantén registros y observa qué tiempo funciona mejor para ti.

También me gustaría apuntar aquí que cuando estás haciendo un ritual de magia sexual con más de una persona, las personas involucradas desarrollan un tipo de cualidad o personalidad de grupo conocida como egrégora. Es esta egrégora la que determina la duración óptima de tiempo para un ritual mágico sexual que involucre a más de una persona. Puede requerir más o menos tiempo de aquel al que estás acostumbrado. La práctica determinará la mejor medida de tiempo, y puede requerir que aprendas a alterar tu habilidad para generar, enfocar y dirigir energía mágica.

Teorema Trece

Directo al “potente orgasmo”

Un gran teórico y bestia negra de la psicoterapia fue el Dr. Wilhelm Reich. Hasta la fecha, es el único doctor a quien la FDA(2) atacó en la corte federal, resultando en su encarcelación y la orden de que sus libros fueran quemados. Propuso la idea de que para una buena salud, la gente necesita tener lo que llamó un “potente orgasmo”, durante el cual una persona deshecha toda consideración sobre cualquier otra cosa que no sea lograr el orgasmo. Ya no hay más pensamientos sobre los problemas del día o lo que su pareja está experimentando (asumiendo que se está usando una pareja). El único deseo es la necesidad animal y física del orgasmo.

Lograr este estado mientras se es capaz de mantener en mente un único pensamiento es obviamente contradictorio, aunque también es completamente posible a través de las técnicas de magia sexual. Algunas de estas técnicas se describirán más adelante en este libro.

Teorema Catorce

La magia sexual puede ser energética, física
o una combinación de las dos

En Modern Magick describí tres tipos de magia sexual. El primero era lo que llamé “Control del Pensamiento”, y es la idea de que el pensamiento mantenido durante el orgasmo acaba pasando. Aquí es llamado Teorema Doce. El segundo lo llamé “Alquimia Interior”, y aquí es considerado como magia sexual “energética”. En este aspecto de la magia sexual la mente dirige las energías surgidas durante la sexualidad para metas mágicas. Aprender esta técnica en su totalidad requiere dominio del movimiento de la energía del cuerpo en ciclos mientras se la vincula a tu meta. Aunque algunos dirían que esta es una noción tántrica, se ha convertido en una parte de las metodologías de la magia sexual occidental. También se describirán métodos y técnicas en este libro.

La magia sexual física es el tercer tipo de magia sexual y se describe en el siguiente teorema. Aquí añadiría que, para muchos practicantes, la combinación de técnicas de magia sexual es más efectiva que limitarse uno mismo a un solo método.

Teorema Quince

Hay poder en lo eyaculado

Al enfocarse en una meta particular, la eyaculación de los participantes en un ritual de magia sexual se ve cargada con energía mágica para conseguir esa meta específica. El fluido cargado puede ser usado para propósitos mágicos. Aunque solo tu imaginación limita los usos posibles, hay tres modos principales de uso.

Primero, el fluido puede usarse para untar y cargar mágicamente un talismán, solo o mezclado con aceites aromáticos para mejorar el correspondiente poder del perfume.

Segundo, se puede usar para dibujar símbolos sobre tu propio cuerpo o el de otro participante, para cargar a la persona con el significado del símbolo que ha sido energizado con lo eyaculado.

Finalmente, puede ser tragado o absorbido, internalizando así el resultado físico del ritual mágico. La absorción puede tomar lugar a través de los tejidos de la vagina y a través de los tejidos de la cabeza del pene. Con una buena cantidad de entrenamiento, el hombre puede aprender a succionar los fluidos de vuelta hacia atrás a través de la uretra y al interior de la vejiga donde pueden ser absorbidos. Los fluidos también pueden ser colocados en la boca y mantenidos bajo la lengua. Pueden ser tragados directamente, mezclados con vino y bebidos o mezclados dentro de una pasta y horneados para una ingesta posterior (esto último es parte de la receta completa usada por los thelemitas cuando hacen los “pasteles de luz”). Tragar y digerir los fluidos tiene un efecto diferente de la absorción.

Teorema Dieciséis

El trance sexual tiene enormes resultados mágicos positivos

The Holy Letter declara, “Conoce que lo masculino es el misterio de la sabiduría y lo femenino es el misterio del entendimiento. Y el puro acto sexual es el misterio del conocimiento”. En español, la primera Sefirah sobre la columna del lado derecho del qabalístico Árbol de la Vida es “Sabiduría”. La columna del lado derecho es conocida como el pilar masculino. La primera Sefirah sobre la cima del pilar femenino, el de la izquierda, es “Entendimiento”.

¿Es esto solo una coincidencia? No lo creo así. Los primeros qabalistas postularon una undécima o pseudo Sefirah, posicionada entre las dos ya mencionadas. En hebreo es llamada Daat. En español se la conoce como “conocimiento”.

Así que, estos primeros qabalistas – bien, seamos honestos: estos primeros qabalistas magos sexuales – sabían que el sexo unía a los seres humanos en el nivel superior del Árbol de la Vida. Pero simplemente teniendo sexo solo llevaría a una pareja justo por debajo del punto más elevado del Árbol. La unión con lo Divino ocurriría en la Sefirah más alta, Keter, que significa “Corona”.

¿Es posible usar la magia sexual para alcanzar esa “Corona” superior? Según The Holy Letter, la respuesta es “Sí”. The Holy Letter continúa, “...la unión sexual apropiada puede ser un medio de elevación espiritual cuando es adecuadamente practicada...” Esto claramente significa que puedes ir incluso más arriba y unirte con lo Divino si la meta de tus relaciones sexuales es espiritual.

¡El libro también relaciona este tipo de magia sexual con el Arca en el primer Templo! Dice, “Guarda este misterio sin revelarlo a ningún hombre [Nota: ¡esta es una extraña declaración a incluir en un volumen que, los editores afirman, se supone es un libro sobre moralidad sexual!], porque a partir de él, verás el misterio de la adecuada elevación, y este es el misterio del que se ha escrito respecto a la Construcción de Salomón [esto es, el Arca] en la que él [talló] los querubines...”

Recuerda que según algunos estudiosos, los Querubines sobre el Arca estaban enzarzados en una unión sexual. Este libro dice que cuando los amonitas invadieron el santuario maldijeron a los Querubines porque las figuras, una representación de lo Divino, estaban enzarzados en una unión sexual. Pero si “comprendes el misterio de los querubines, entenderás lo que los sabios de memoria bendita querían decir con que cuando un hombre se une a su esposa en santidad [esto es, cuando están teniendo una sagrada unión sexual], la presencia divina se manifiesta. En el misterio del hombre y la mujer, ahí está Dios”.

Pero ¿cómo hace uno exactamente eso? ¿Simplemente enfocándose en cosas espirituales cuando tienes sexo? Eso es parte de ello – una clave de la magia sexual. De hecho, The Holy Letter dice que el pensamiento mantenido tanto por el hombre como por la mujer durante el sexo, se refleja en el “hijo” resultante (Nota: el libro aclara que este es un esfuerzo combinado y menciona que es el pensamiento mantenido tanto por el hombre como por la mujer lo que cuenta. Esta es, sorprendentemente, una declaración no sexista para el tiempo en el que el libro fue escrito. Se refleja en otras secciones del libro, incluyendo la instrucción de que un hombre nunca debería forzar a su pareja).

Pero ¿hay posibilidad para más? ¿Para ir incluso más arriba? La fuente del Árbol de la Vida se dice es la Deidad incognoscible que se representa como la no cosa (la nada) que podemos conocer. ¿Podemos alcanzar este nivel – por encima incluso de Keter – de unidad con la nada? Y asumiendo que es posible, ¿es siquiera algo digno de hacer?

Aryeh Kaplan, en su libro Meditation and Kabbalah, seguramente apunta exactamente a eso. Escribe que a través de la meditación pasas a través de niveles de “deleite físico” hacia el deleite espiritual. Ciertamente un método para lograr el deleite físico es a través del actividad sexual. Si continúas, dice él, eventualmente ya no recibirás sensaciones de tus sentidos. Continuando, también pierdes todos tus pensamientos personales (lo que yo llamaría el ego mágico o sentido consciente del yo) y entras “al nivel de la Nada”. Dice que “...antes de que una cosa se transforme en otra, debe llegar al nivel de la Nada”. Incluso dice que esto puede producir milagros y cambiar las leyes de la naturaleza. Dado que en la tradición judía solo una entidad, Dios, puede cambiar dichas leyes, entonces usando esta técnica de ir más y más profundo en el estado meditativo (uno de dichos métodos: el Trance Sexual Qabalístico) podemos unirnos con lo Divino.

En este estado, de unidad con lo Divino, podemos recibir información. Esta es una forma de adivinación. Uno de los estudiantes de Crowley escribió sobre el trance sexual en un artículo corto, llamándolo “lucidez erotocomatosa” – una técnica que se enfoca en las predicciones y la adivinación. De hecho, entrando en el trance como resultado de la actividad sexual mágicamente orientada, hará a algunas personas adivinas. 

Sin embargo, este estado alterado de consciencia también puede ayudar en la magia, ayudarte a contactar con seres no físicos y mucho más. Que la experiencia sea la guía de cada persona.

Notas: 


(1) En el original “magickal childe”, siendo la forma ortográficamente ortodoxa “magical child” (Nota del Traductor).
(2) La FDA (Food and Drug Administration: Administración de Medicamentos y Alimentos o Administración de Alimentos y Medicamentos) es la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos (tanto para personas como para animales), medicamentos (humanos y veterinarios), cosméticos, aparatos médicos (humanos y animales), productos biológicos y derivados sanguí-neos (Nota del Traductor).

------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:


2 comentarios:

  1. Gracias amigo por la traducción, este autor fue un gran mago.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por dejar unas palabras, y sí, tienes toda la razón, este autor fue un referente dentro de la tradición mágica que se inició con la Aurora Dorada. Un abrazo.

      Eliminar