lunes, 15 de enero de 2018

Viaje Chamánico VIII - Viajes para Adivinación y Curación


Viajes de Adivinación

Uno de los papeles tradicionales de un chamán era adivinar información para individuos y la comunidad en general. Algunos practicantes chamánicos todavía adivinan información para clientes y las comunidades en las que viven, aunque muchos no se sienten llamados a viajar en nombre de otros. En su lugar, usan el viaje chamánico para acceder a guía sobre sus propios problemas. Tus espíritus ayudantes son un maravilloso recurso cuando vienen a responder preguntas pertenecientes a tus relaciones, problemas de salud o de trabajo. También puedes pedir información que pueda ayudarte a crecer y evolucionar en un sentido más amplio. Por ejemplo, puedes hacer una pregunta como “¿En qué necesito enfocarme justo ahora en mi vida?”

Aquí hay algunos otros ejemplos de preguntas para inspirar un viaje de adivinación:

- ¿Cómo puedo sanar mi cuerpo? 

- ¿Cómo puedo sanar mi relación? 

- Muéstrame mi nueva vida (si vas a pasar a través de una transición). 

- ¿Cómo puedo prepararme para...? 

- ¿Qué puedo hacer para resolver la tensión en mi familia y entorno de trabajo? 

- ¿Cómo puedo ser de ayuda para un ser querido, un amigo, un animal, o la tierra sobre la que vivo? (Elige solo uno cada vez.) 

- ¿Dónde debería buscar una casa? 

- Por favor, ayúdame a encontrar un nuevo trabajo. 

- ¿Qué aprenderé si hago esta elección? 

- ¿Cuál es la causa raíz de mi miedo? (O puedes elegir otro problema de tu vida.) 

Para adivinar en un viaje, empieza con una clara cuestión de lo que te gustaría preguntar a tus espíritus ayudantes. Decide cuál de tus espíritus ayudantes te gustaría que te respondiera a tu pregunta, y viaja al lugar donde normalmente te encuentras con él o ella. Por supuesto, puedes hacer tu pregunta a más de uno de tus espíritus ayudantes. Simplemente reúnete con ellos en sus lugares usuales en la realidad no ordinaria y pregunta a tantos de ellos como desees que respondan a tu cuestión. Esto es lo que se conoce como un viaje de adivinación.

En el pasado, he tenido una terrible mala suerte comprando coches usados, y siempre tenía que visitar a un mecánico. Cuando aprendía a viajar, iba a mi animal de poder y le pedía un diagnóstico del problema mecánico antes de ir al taller. Mi mecánico sabía que no tenía conocimientos sobre coches. En ese momento ni siquiera podía poner gasolina en el coche sin ayuda. La primera vez que aparecí diciéndole a mi mecánico lo que yo creía que estaba mal, simplemente se rió de mí. Cuando recogí mi coche después de haberlo arreglado, me dijo con sorpresa “¡Tenías razón!”

Esto siguió con el tiempo. Cada vez que llevaba mi coche, presentaba mi diagnóstico y todas las veces fue correcto. Finalmente mi mecánico me preguntó lo que estaba haciendo para encontrar los problemas de mi coche. Me daba vergüenza decirle realmente que hacía un viaje chamánico y que mi animal de poder se deslizaba bajo el coche sobre una carretilla para realizar las pruebas diagnósticas. Finalmente acabé diciéndole que practicaba el viaje chamánico y mi animal de poder me aportaba la información que necesitaba. Después de eso, cuando llevaba mi coche, mi mecánico siempre me preguntaba primero lo que mi animal de poder me había dicho sobre el problema.

Bárbara tenía una amiga que tomó una clara decisión para dejar a su marido. Su amiga le pidió a Bárbara que viajara con la pregunta “¿Dónde debería ir después de dejar a mi marido?” Bárbara la vio en una zona sorprendentemente cercana a donde ella vivía en ese momento, por lo que pidió a otro que viajara para la misma cuestión. La segunda practicante recibió la misma respuesta que Bárbara, así que Bárbara le pidió a su amiga que reconsiderara su decisión de dejar a su marido. Su amiga eligió arreglar las cosas con su esposo y ahora tienen una saludable relación.

Después de una gran cantidad de experiencia con el viaje, algunas personas eligen usar los viajes chamánicos para acceder a información para amigos, clientes y sus comunidades. Sin embargo, antes de hacerte disponible de esta manera, debes estar seguro de que estás obteniendo buenos resultados de tus propios viajes chamánicos. Recuerda, si los chamanes no fueran capaces de adivinar exitosamente recursos alimenticios para sus comunidades o aportar curación para sus compañeros de la tribu, sus comunidades no sobrevivirían. La práctica del chamanismo siempre ha estado basada en los resultados prácticos y adecuados.

Si has alcanzado un nivel en el que te gustaría viajar para pedir guía en nombre de tus amigos, familia o miembros de la comunidad, por favor, considera los siguientes problemas éticos. Primero, es vital que tengas permiso para viajar para otro. Vivimos en una cultura que nos anima a intentar ayudar a la gente lo quieran o no. En cambio, creo que necesitamos respetar las elecciones de cada uno – como cada uno de nosotros aprende, se cura y crece individualmente. Las personas no se curan o crecen hasta que están preparadas para ello. No funciona empujando la curación hacia otros. La información es una forma de curación, por ello por favor espera hasta que alguien te pida ayuda antes de interferir en su vida. Con el fin de que tome lugar una exitosa curación, la persona debe estar preparada para recibir la curación.

Además, si estás teniendo problemas con alguien en el trabajo o alguien con el que estás relacionado, no es apropiado viajar y preguntar “¿Cuál es el problema de esta persona?” Esto sería mirar dentro de la vida de alguien sin permiso – una forma de espionaje no ordinario. En cambio, yo emprendería un viaje y haría la pregunta “¿Cómo puedo sanar esta relación? ¿Qué conducta o cambio de percepción necesito hacer con el fin de sanar esta situación? ¿Cuál es la lección que tengo que aprender?” La clave para un viaje con éxito es mantener el foco sobre ti mismo, en lugar de mirar a lo que está sucediéndole a otro – a menos que te haya preguntado.

Hay una excepción a esta norma que es importante clarificar. Cuando practicaba la psicoterapia viendo clientes, ocasionalmente usaba el viaje chamánico para ayudarme en mi diagnóstico. Por ejemplo, si sentía que el cliente y yo estábamos bailando alrededor de los problemas centrales sin ser capaces de identificarlos y hacer un progreso, le pedía a mi animal de poder que identificara los problemas subyacentes. En esta situación, mis clientes venían a verme para recibir mi ayuda – y esperaban de mí que usara todos los utensilios de mi caja de herramientas con el fin de ayudarles mejor. Por lo tanto, dentro del contexto de las profesiones de asistencia, creo que es ético usar el viaje como una herramienta de diagnóstico. Sin embargo, analizar a alguien en la realidad no ordinaria cuando no te ha pedido tu ayuda, no se considera apropiado.

Finalmente, tampoco querrás pedir a los espíritus ayudantes que envíen curación – de cualquier tipo – a alguien que no la ha pedido. Una vez más, es importante mantener unos límites apropiados y el decoro entorno a tu práctica chamánica.

Viajes de Curación

En las culturas chamánicas tradicionales, el chamán se dirigía a la dimensión espiritual de la enfermedad interviniendo en la realidad no ordinaria en nombre de sus clientes. En esos casos, el cliente no viajaba por sí mismo.

Sin embargo, ya que muchos de nosotros ahora tenemos acceso a nuestros propios espíritus ayudantes usando el viaje chamánico, vale la pena pedir a tu animal de poder o maestro que te realice una curación cuando la necesites. La curación podría adoptar cualquier tipo de forma, dependiendo de la naturaleza del problema y la forma en la que tu espíritu ayudante trabaje.

Para hacer un viaje de curación, empieza con una idea clara del problema o enfermedad que necesite de curación. Decide a cuál de tus espíritus ayudantes te gustaría pedirle curación y viaja a donde normalmente te reúnes con él en la realidad no ordinaria. Puedes descubrir que a quienquiera que se lo pidas no dará la curación él mismo, sino que puede llevarte a otro espíritu ayudante que sea más habilidoso de esta manera.

Por ejemplo, Larry estaba teniendo problemas de estómago. No podía digerir la comida y tenía gran dolor. Fue a doctores que no podían encontrar la fuente de su problema. Viajó a su maestro, que era su bisuabuelo y le pidió ayuda. Su maestro le pidió que se echara sobre el suelo de su casa. Al principio Larry sintió como que estaba flotando, y después se sintió inundado de amor incondicional y luz y sintió una paz que nunca antes había sentido. Cuando retornó de su viaje, se sentía libre del dolor por primera vez en meses. Llevó a cabo una serie de viajes para descubrir cómo podía mantener su salud a largo término. Desde entonces ha seguido las directrices y consejos dados a él por su bisabuelo y lo sigue haciendo para vivir una vida saludable.

Ya que el chamanismo trabaja con el aspecto espiritual de la enfermedad, también puede ser combinado con los tratamientos médicos y psicológicos tradicionales. En muchas culturas indígenas, los chamanes y médicos trabajan juntos para dar tratamiento.

Connie fue diagnosticada de cáncer de mama. Eligió pasar por una tumeroctomía1 y radiación, como le aconsejó su doctor. Combinado con su tratamiento médico tradicional, viajó al colibrí y le pidió ayuda. Combinó su trabajo chamánico con el trabajo con los sueños. El colibrí instruyó a Connie para hacer moldes de senos y pintarlos con imágenes curativas. Y luego, en el transcurso de una semana, recibió una beca para impartir talleres sobre este método de curación a mujeres que habían sido diagnosticadas con cáncer de mama.

Dale trabajaba en una planta manufacturadora donde no se podía llevar bien con otro trabajador. Él viajó y preguntó a su animal de poder qué podía hacer. Le dijo que obtuviera dos piedras y las pintara de dos colores diferentes y las guardara en su bolsillo. Lo hizo y sin ninguna otra intervención los problemas con su compañero se resolvieron en muy corto tiempo. Este es un ejemplo de cómo un misterioso ritual que no puede ser analizado con nuestras mentes racionales puede crear cambio y curación.

Un desmembramiento en un viaje es un clásico medio de curación espiritual. Un animal como un oso o águila, o una fuerza de la naturaleza tal como el viento, toma tu cuerpo y lo arranca en pedazos hasta los huesos. Se lleva lo que está enfermo, reconstruyendo tu cuerpo de nuevo con partes saludables. Es muy común recibir un desmembramiento cuando se pide una curación. Aunque podría sonar horrible, la gente informa de una tremenda paz y amor durante la experiencia.

Por ejemplo, el corazón de Susan estaba dañado por la pérdida de un miembro de la familia, y por ello viajó a su animal de poder, que es un caballo, en busca de curación. El caballo llamó a un oso para realizar un desmembramiento. El oso la arrancó en pedazos y se llevó el corazón, y después la recompuso de nuevo junto con un corazón que había sido curado. Susan sintió gran alivio después de este viaje.

Los viajes de desmembramiento también pueden ser entendidos como siendo la persona iniciada en un sendero espiritual. Tu cuerpo y ego, que te mantienen separado del poder del universo, te son quitados temporalmente, permitiéndote recordar que no solo eres un cuerpo, sino un ser espiritual que está conectado con toda la vida. Una vez una persona tiene una profunda experiencia de esta unidad, a menudo regresa de la misma con habilidades curativas o una más profunda habilidad para trabajar espiritualmente.

Si emprendes un viaje de curación y sientes que la curación que recibiste era beneficiosa, podrías desear repetir el viaje con el fin de profundizar los resultados. Sin embargo, si la curación no se sintió efectiva, puedes necesitar la ayuda de un sanador en la realidad ordinaria que no esté personalmente apegado al resultado.

Otro viaje de curación es para encontrar un lugar de reposo en el Mundo Inferior o el Mundo Superior donde puedas simplemente relajarte de tu día. Este tipo de viaje puede ser muy restaurador. Puedes viajar con esa simple intención y regresar sintiéndote bastante renovado.

Hay más técnicas chamánicas avanzadas para el propósito de curar a otros que están más allá del panorama de este programa. No obstante, hay muchos talleres que las enseñan a lo largo del mundo para aquellos que quieran aprender estas técnicas chamánicas de curación. Por favor, consulta la lista de recursos al final de este programa para investigar dichas opciones.


1 Es un tipo de cirugía conservadora, es decir, en donde no se reseca la totalidad de la mama (mastectomía), solo el tumor identificado (Nota del Traductor).
------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace:


2 comentarios:

  1. Gracias por publicar este post. Me alegra mucho que traduzcas cosas tan interesantes como este libro. 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Runa Fuego, es un placer leer que te resultan interesantes los temas sobre los que traduzco. Un abrazo.

      Manon

      Eliminar