miércoles, 15 de agosto de 2012

LAS RUNAS DEL DRAGÓN


Por Michael Kelly
(Traducido por Manon de Ægishjalmur)


(Nota: Para visualizar correctamente este texto y todos los relacionados con la Tradición Nórdica, es aconsejable tener instalada la fuente Elder Futhark en tu PC)

El Lenguaje de los Dioses

Toda magia, incluyendo la Magia Draconiana, está primero y principalmente relacionada con la comunicación. Cada acto mágico es un acto de comunicación. La magia es una comunicación con los Dioses, con nuestros complejos ocultos, y con el mundo exterior a nosotros mismos. Este no es simplemente un asunto de mandar mensajes, pedidos, oraciones o peticiones y esperar que algo venga de ello. Cualquier comunicación efectiva debe ser un proceso de doble vía. Es pregunta y respuesta, propuesta y solución, comentario y réplica; es diálogo.
Con el fin de comunicar efectivamente, debemos tener un sofisticado lenguaje con el que transmitir nuestras ideas. En el reino mágico, las palabras ordinarias son útiles, pero no son suficientes. Hay magos que desprecian el uso de palabras totalmente, pero las palabras son un set de símbolos tan válido como cualquier otro. Como Anton LaVey señaló, un set bien elegido de palabras y frases cargadas emocionalmente puede avivar la Voluntad Mágica y la fuerza potenciadora del Deseo hasta un punto álgido.
La pasión no es bastante, sin embargo, porque también se requiere precisión. Fue Stephen Flowers, el Magus de las Rûnas, quien señaló que la correcta aplicación de la pasión y la precisión en la debida proporción, será la medida del éxito de un mago.
Esta precisión es lograda adoptando un set de símbolos puramente mágicos, preferiblemente uno basado en una sólida tradición, que haya sido puesto a prueba, comprobado y refinado a lo largo de los siglos. Esto nos dará una forma concisa y significativa de especificar claramente nuestras metas en un lenguaje que sea entendido por el subconsciente. Una vez hayamos asentado tal lenguaje simbólico, seremos capaces de comunicar nuestra Voluntad mágica con claridad.
En la Europa del Norte, esta precisa codificación mágica es lograda a través del uso de las runas. Cada runa posee cuatro cualidades únicas: tiene una forma; tiene un sonido; tiene un número y tiene un significado inherente. La práctica de la magia runa es conocida como galdor, una palabra que tiene un significado similar a “graznido” y se refiere al habla de las runas. Las runas pueden ser usadas para definir nuestra Voluntad al hablar o al escribir. Formas mágicas de usar las runas para propósitos mágicos son descritas en el capítulo cuatro.
Las runas fueron originalmente ordenadas en una secuencia de veinticuatro, conocida como el Futhark Antiguo. Este set de veinticuatro runas es la más completa y tradicional iteración de sabiduría runa y esta es la secuencia runa usada a través de este libro. Es la que encarna más completamente la Visión original de los primeros maestros runa.
En la Era Vikinga, las runas fueron recodificadas en un set simplificado de dieciséis. En este arreglo de las runas, a algunas de las más complejas runas le fueron dadas formas simplificadas y algunos valores de sonido fueron agrupados juntos bajo una única runa. Esto no debería ser visto como una degradación de la tradición original; fue una completa reinterpretación y Remanifestación Iniciada de las runas para encontrar las necesidades de una nueva era de expansión y exploración. El Futhark Joven, como es conocido, se ha demostrado a sí mismo como extremadamente efectivo en los Trabajos de hechicería operativa. Estas son las runas que fueron usadas en mi propio hogar, la Isla de Man, y son las runas que generalmente uso para Trabajos mágicos operativos. No obstante, es en el Futhark Antiguo que encontramos la expresión más comprehensiva de filosofía rúnica, así que es la serie runa usada en este libro. La Antigua ordenación runa ciertamente es con la que los Iniciados deberían familiarizarse al principio; aquellos que deseen después usar el Futhark Joven encontrarán fácil de adoptar la ordenación Joven habiendo primero Entendido la Antigua.
Las runas del Inglés Antiguo eran básicamente el Futhark Antiguo con nuevas runas añadidas al final de la ordenación para permitir nuevos sonidos conforme eran añadidos al lenguaje, así que su sabiduría subyacente es básicamente la de la Antigua ordenación runa.
Aquellos que deseen una historia en más profundidad del desarrollo de las runas son dirigidos a Runelore y los otros libros de Edred Thorsson.
Las runas del Futhark Antiguo están tabuladas abajo, junto con su número y valores de sonido y sus significados primarios.

Número
Runa
Nombre
Sonido
Significado
1
f
fehu
F
Ganado vacuno, dinero
2
u
uruz
U
Uro
3
x
thurisaz
Th
Thurs, gigante
4
a
ansuz
A
Dios ancestral
5
r
raidho
R
Carro, montar
6
k
kenaz
K
Antorcha, llaga
7
g
gebo
G
Regalo
8
w
wunjo
W
Alegría
9
h
hagalaz
H
Granizo
10
n
naudhiz
N
Necesidad
11
i
isa
I
Hielo
12
j
jera
Y
Año
13
y
eihwaz
EI
Tejo
14
p
perthro
P
Cubilete de dados
15
z
elhaz
-Z
Alce
16
s
sowilo
S
Sol
17
t
tiwaz
T
Dios Tyr
18
b
berkano
B
Abedul
19
e
ehwaz
E
Caballo
20
m
mannaz
M
Hombre
21
l
laguz
L
Agua
22
q
ingwaz
-NG
Dios Ing
23
d
dagaz
D
Día
24
o
othila
O
Propiedad

El conocimiento de los nombres y formas de las runas es una cosa importante, pero es necesario Trabajar con ellas, grabarlas y colorearlas, cantarlas y formarlas, meditar sobre ellas, con el fin de hacerlas tuyas. Todas estas prácticas forman el currículum de este libro y serán presentadas en un orden lógico y trabajable.
La información dada aquí será suficiente para que cualquiera use las runas en la Magia Draconiana. Sin embargo, aquellos que deseen crear una conexión profunda y auténtica con las runas son dirigidos a The Nine Doors of Midgard de Edred Thorsson, publicado por Runa-Raven Press. El libro de Edred detalla un curso de tres años de estudio y práctica que arraigará las runas profundamente en tu alma. Es un curso demandante, pero los premios son inconmensurables. No es necesario decir, que enriquecerá grandemente tu experiencia con Ægishjalmur.
El proceso de creación de tus propias runas te hará extremadamente consciente de que cada runa tiene una existencia tanto interior como exterior. Una runa expresa ciertos elementos internos de tu propio ser, pero también encarna una cualidad que se encuentra en el mundo exterior a ti mismo. Una vez hayas identificado la esencia de una runa internamente y en el mundo te harás consciente de que las dos están vinculadas; en un sentido, son una cosa. Un torrente fluye entre ellas en ambas direcciones y así la manipulación de las runas dentro de tu propia mente puede causar cambios en el mundo exterior. De una forma similar, el cambio de las runas en el mundo exterior puede provocar nuevas intuiciones y que el entendimiento se manifieste dentro de tu propio ser, a través de prácticas tales como la adivinación.
En última instancia, todas las runas, tanto interiores como exteriores, no son sino aspectos de una sola Runa (la palabra “runa” realmente significa “misterio”). Esta es la Rûna en sí misma, el Misterio que yace detrás de todos los misterios, eso que es siempre buscado pero nunca encontrado lo suficiente, la promesa que yace justo sobre el horizonte. Mucho se escribirá sobre Rûna en este libro y el asunto se discutirá extensamente en el apropiado lugar. La magia está enteramente motivada por Rûna.

Las Runas del Dragón

Los significados centrales y tradicionales de las runas pueden encontrarse en los escritos de Edred Thorsson, listados en la Lista de Lectura al final de este libro. El Iniciado es animado a estudiar estos cuidadosamente con el fin de establecer un completo y auténtico Entendimiento de cada runa.
Los significados sugeridos a continuación están especialmente confeccionados para los propósitos de la Magia Draconiana. No se contradicen con los significados tradicionales, meramente prolongan y enfatizan los aspectos más pertinentes para nuestro actual Trabajo. Estos significados no reemplazan los tradicionales. Debe mantenerse en mente que los significados dados a continuación pueden dar peso a ciertas runas en ciertas formas, acentuando algunos aspectos rúnicos y abreviando otros. Aunque son completamente funcionales y están confeccionados para la práctica de la Magia Draconiana, los Iniciados que deseen explorar el uso de las runas más completamente dedicarán necesariamente tiempo al estudio de los significados tradicionales también con el fin de entender cómo se han derivado las actuales.

f Fehu

Las asociaciones de esta runa son evidentes desde el principio. Está fuertemente vinculada con el dragón Fafnir y su tesoro maldito. La runa se refiere tanto al fuego del dragón como al oro que guarda. Esto es explícito en las palabras del Old Icelandic Rune Poem:

(Oro) es la lucha de los parientes
y el fuego de la marea
y el sendero de la serpiente.
El “fuego de la marea” es tanto la fogosa respiración del dragón como el destello del Rheingold1 bajo las aguas. El “sendero de la serpiente” es el sendero de Fafnir, que agarraba el tesoro y lo acaparaba, provocando la “lucha de los parientes” en la Saga of the Volsungs.
Estas son poderosas imágenes míticas y altamente representativas de la runa y su peligro. Pero el Old English Rune Poem señala que “cada hombre debe tratarla libremente”. El oro del dragón no ha de ser acaparado. El lugar apropiado para el Rheingold está en el Rin, fluyendo libremente en la corriente de la vida.
El oro es una poderosa herramienta mágica. Particularmente en la era moderna, el dinero es imaginario: figuras que rebotan hacia adelante y hacia atrás en el sistema informático de la banca, sin substancia o esencia real. El dinero tiene valor porque la gente cree que es así. Acapararlo es acaparar una ilusión. Esta herramienta imaginaria debería ser usada para conseguir tus metas, viajar a nuevos lugares, influir en la gente, etc. Este es el verdadero sendero sinuoso de la serpiente, un sendero a lo largo del cual el fuego no parpadea y muere sino que constantemente encuentra nuevo combustible.

u Uruz

El aspecto Draconiano de uruz quizá como mejor se ilustra es por el Dragón que es invocado por Merlín en la película Excalibur: una fuerza inminente de la naturaleza que asciende poderosamente desde la misma tierra. El animal generalmente atribuido a la runa, el uro salvaje, es un símbolo de gran fuerza y vitalidad, una bestia que lucha con sus cuernos y es “un famoso vagabundo de los páramos”.
Esta runa encarna la fuerza y el vigor primales, una ferocidad y libertad salvaje que rehúsa ser limitada. Es el Dragón en su más agresiva y dinámica manifestación.
La runa provee al Iniciado Draconiano con gran fuerza de propósito y la resistencia para llevar sus metas hasta su terminación, pero demanda el sacrificio de todas las inhibiciones y restricciones sociales en el proceso. Para usar efectivamente esta runa, uno debe emular al Capitán Nemo y no ser un hombre civilizado.

x Thurisaz

Thurisaz es descrita como una espina o un thurs (i.e. un gigante), también como un símbolo para el martillo de Thor. En todos los casos, el simbolismo es agresivo y violento. En términos Draconianos, representa el diente o garra del Dragón.
Esta runa es la fuerza bruta. Contrario a la mayoría de modernos balidos, la fuerza bruta es algunas veces desafortunadamente necesaria. Sin embargo, siempre infringe heridas y cardenales.
La runa es un símbolo del conflicto y el conflicto es inevitable, ya sea que nos guste o no. Mejor ser el Dragón que ser devorado por él, pero el precio siempre es alto.

a Ansuz

Éxtasis e inspiración derivados del soberano Dios ancestral: el poder mágico del discurso y la poesía. Estos son los significados generales de la runa ansuz.
Estos significados hablan de consciencia; su despertar y su inspiración. En términos Draconianos, ansuz es el viento cálido de la respiración del Dragón que mueve la capa de Odín. Su calor y movimiento chamuscan la mente, hacen explotar lo antiguo, hojas muertas que se amontonan en los corredores, animando y energizando las facultades conscientes. Emerge de nuevo desde la mente a través de la boca en un flujo entusiasta de oratoria.

r Raidho

Tradicionalmente, raidho representa un viaje, un “paseo a caballo”. Porta el significado de una progresión ordenada. De esto se hace eco su simbolismo Draconiano, en el que la forma de la runa puede ser interpretada como la cabeza grabada de una embarcación dragón Vikinga conforme viaja a través de las olas, la cabeza del dragón mirando hacia las millas que yacen por delante.
El concepto de progresión ordenada también puede ser visto en el movimiento de una serpiente, como reconocerá cualquiera que haya visto los patrones dejados en la arena después de que una serpiente haya pasado sobre ella.
Esta runa representa la visión lejana y la planificación, el proceso de un viaje bien planeado (sea literal o metafóricamente) y el reconocimiento y la puesta en práctica de los patrones repetitivos.

k Kenaz

Kenaz es una antorcha. En otras palabras, es un fuego controlado, aprovechado y utilizado por el ingenio humano. Su sonido sugiere palabras tales como “kenning”2, “cunning3” y “craft4”. Como tal, expresa la intuición y astucia ocasional que nos conduce a pensar de manera innovadora y desarrollar nuevas tecnologías, usando las propiedades de la física para mejorar nuestras vidas. Kenaz siempre contendrá un cierto elemento subversivo, porque incluso la invención más benigna requiere la habilidad de pensar de una forma que esquive los obstáculos usuales. Esto se adecua a la legendaria astucia del Dragón y su amor por los acertijos y la malversación. A pesar de sus indudables aplicaciones positivas, siempre hay una cierta veta de crueldad en kenaz, evidenciada por su significado alternativo de “llaga”. Esto también se corresponde con el carácter del Dragón. La forma de la runa puede ser considerada representativa de las mandíbulas ampliamente abiertas del Dragón para exhalar fuego.

g Gebo

Gebo representa un regalo. En realidad, encarna todo el proceso y todas sus variables: es el hecho de dar; la cosa dada; el que da y al que le es dado. También implica las responsabilidades y obligaciones que vienen con el intercambio de regalos.
Esta es en gran medida una runa positiva. Los regalos refuerzan la amistad, sellan pactos y forjan alianzas; también pueden aplacar y reconciliar a los enemigos. Ya sea que el regalo sea oro o una palabra de consejo amistoso, el principio es el mismo.
Pero el frío y persistente ojo de la Serpiente advierte que un regalo – sea dado o recibido – puede incurrir en una obligación, sea explícita o implícita. Así que da sabia y cautelosamente, sólo a aquellos que se lo merezcan y siempre en proporción. Un regalo debería significar algo.

v Wunjo

¿Qué significa esta runa de fraternidad y camaradería para el Iniciado Draconiano? Muy simple, simboliza el vínculo con todas las Órdenes del Dragón reales y legendarias que han pervivido a través de la historia. La forma de la runa es una bandera elevada en nombre de todos aquellos que entienden las raíces serpentinas de la consciencia. Es la fraternidad de los Misterios en sí mismos y los compañeros de viaje que encontramos en el Sendero.
Pero también es revelador el significado de gozo de la runa. El dolor y la miseria son los modos de pensar por defecto de las principales religiones del mundo. El Sendero Draconiano aboga por un fiero placer en todas las experiencias de la vida: la existencia misma es un placer y delicia; la vida es pura exuberancia.

h Hagalaz

Hagalaz es una impronta de orden; establece un patrón y lo estampa sobre la realidad. Esto es manifiesto en los patrones fractales de la naturaleza, las órbitas de los átomos y los principios que sustentan las leyes de la física. Pero para el mago Draconiano, un campeón de la consciencia, este será un orden auto-creado. Hagalaz es el proceso invocado cuando el Ojo del Dragón desea recrearse en el despertar del progreso iniciático, barriendo lo antiguo para hacer camino para lo nuevo.
Pero esta Remanifestación tiene su lado destructivo. La granizada de la exhalación del dragón echará a perder los cereales y provocará daños estructurales en la propiedad. Pero el mundo posterior será nuevo y fresco, maduro para la reconstrucción, impresa con un nuevo patrón.
Hagalaz tiene que ver con la percepción y el uso de los patrones. Estos pueden ser patrones de conducta largo tiempo perdidos, tendencias ancestrales o valores centrales, ocultos en los lugares profundos del alma, esperando ser redespertados. O pueden ser nuevos patrones, recientemente invocados, dados a luz en gozosa fanfarria. Estos momentos de crisis estimulante son lo que en definitiva usamos y dirigimos para definirnos.

n Naudhiz

La necesidad es la fuerza impulsora detrás de la evolución, la transformación desde un estado de ser a otro. También es la fuerza que impulsa al mago Draconiano.
La mayoría de la gente en el mundo moderno está programada con un conjunto de metas: matrimonio; hipoteca; hijos; buena carrera con “perspectivas” (cualesquiera que se suponga que sean); un buen coche; un tresillo cómodo, regularmente renovado cada año; una buena línea de crédito; un conservatorio obligatorio; cenas de fiesta con productos de moda bajos en calorías, azúcar reducida y valor nutritivo cero. Etcétera...
La necesidad tira a la basura esta lista. La necesidad no está relacionada con el confort, el dinero en exceso, la aceptación social o cualquier otra cosa de este tipo. La necesidad sólo se preocupa por lo que es vital, excitante y transformador para la vida. Los trabajos, relaciones y respetabilidad pueden ser tirados por la borda al servicio de la Necesidad.
La necesidad es alimentada por el Deseo. Si aceptamos (y yo lo hago) la división del alma humana de Anton LaVey en personalidad superficial, Yo Dæmónico oculto y el más íntimo Yo Central, la Necesidad-fuego interior del mago es encendida por la fricción entre las varias capas de su propio ser. Debe ser notado que este conflicto interior no es una cosa negativa; es un asunto muy positivo y dinámico.
La personalidad exterior Desea al Yo Dæmónico, que a su vez Desea la manifestación. Este Deseo es proyectado como metas y búsquedas en el mundo exterior, que nos conducen a lograr grandes actos. Estos a su vez retroalimentan al Yo Central, transformándolo y energizándolo. Así el glorioso juego de la Auto-creación continua mientras el fuego del Dragón continua ardiendo. Esa otra cara de naudhiz, el dragón devorador Nidhogg, nos recuerda lo que sucede cuando la llama del Deseo chisporrotea y muere: estar quieto es la muerte.

i Isa

En el simbolismo Celta de la torre Vortigern, hay dos Dragones en perpetuo conflicto: uno rojo y uno blanco. De esto se hace eco la interpretación Draconiana de las runas fehu e isa. La primera como ya se ha discutido, es la fuerza expansiva del fuego. Isa es la fuerza contractiva del hielo. Si la primera es la furia y pasión de la llama del Dragón, la segunda es la quietud e intensidad de su mirada.
Este conflicto es necesario e intensamente creativo. Es la raíz del mito Germánico de la creación, como las corrientes de Muspellheim y Niflheim que se encuentran en el Ginnungagap. Si alguna de las fuerzas se pierde, el Vacío no puede dar a luz. Si alguna de las fuerzas le falta al Iniciado, no puede continuar Remanifestando su propio ser.
En el Iniciado, isa representa su habilidad para volverse sobre sí mismo, concentrar su esencia y separarla de su entorno, retirándose a un punto aventajado al borde del Vacío. Isa es el rayo resultante de la intensa concentración, puro e inmaculado, dirigido hacia fuera desde su centro. Desde este punto aventajado, puede ver los eventos de forma completamente desapasionada y concentrar su Voluntad dentro de un foco irresistible.

j Jera

Jera, el cambio del ciclo del año, el reconocimiento de causa y efecto y la aprehensión de los patrones recurrentes, recuerda al bien conocido símbolo de la serpiente tragándose su propia cola; es Jormungandr, circundando y definiendo los límites del mundo. Como tal, es una runa de Auto-definición y subsecuente Remanifestación.
Sin embargo, para la consciencia del Iniciado Draconiano tal patrón no es meramente cíclico. Con cada giro, con cada Remanifestación, no volvemos simplemente al mismo lugar, condenados a repetir el mismo patrón por la eternidad. El imperativo de la consciencia es que reconozcamos los patrones en los que cabalgamos, que aprendamos de ellos. Como tal, cabalgamos una espiral más bien que un curso estrictamente fijado. Cada vez que damos un giro nos encontramos en una posición mejor para usar y formar las fuerzas que nos sostienen, convirtiéndonos en más que lo que previamente éramos.
El Ojo del alma se enfoca en el punto de quietud en el centro de la rueda giratoria, viéndolo todo clara y desapasionadamente; mientras que la mente consciente y encarnada, lucha por aferrarse a la montura, experimentando la emoción de la velocidad y del potencial transformador máximos. El alma verdaderamente despierta logra ambas cosas a la vez, como será discutido bajo la runa dagaz.

y Eihwaz

Esta es la runa que abarca toda la consciencia, desde sus más primitivas y bestiales manifestaciones hasta la divinidad Auto-generadora. El Dragón es la más noble y la más hambrienta de las bestias míticas. La consciencia Draconiana debe entender y abarcar todos estos extremos, sintetizándolos en un Yo, si va a lograr toda la envergadura de eihwaz.
Esta es la runa de la vida y la muerte y los límites dentro de los que ellas ocurren. También es una runa de la consciencia para la que tales límites son irrelevantes.
Eihwaz es en ciertos aspectos indicativa del Yggdrasil, la altura y profundidad del Árbol del Mundo del que los mundos dependen. Para lo Draconiano, un cambio de perspectiva es requerido, ya que la envergadura del Árbol es la propia consciencia del Iniciado, el entramado de los mundos internos. El Yo se convierte en la constante en torno a la cual todo lo demás gira.

p Perthro

Perthro es el cubilete de dados, el elemento de la oportunidad. También es el peso de la historia pasada que nos lleva al evento donde la oportunidad es invocada. Cada posibilidad o probabilidad que pueda ocurrir surge por los patrones que hemos tejido a través de nuestras acciones hasta la fecha. Cada decisión depende de las decisiones que se tomaron antes de ella.
El Dragón, con su Ojo en la eternidad, entiende esto. Aprende a leer e interpretar los patrones activos en cada circunstancia (una práctica que podemos desarrollar a través del lanzamiento de runas con propósitos adivinatorios). Además, entiende cómo tales patrones son formados y aprende a conducir activamente su propio futuro a través de sus acciones presentes y la reinterpretación de las tendencias de su pasado. El Iniciado Draconiano forja su propio destino.
No importa lo precisos que sean los patrones, la forma en la que cualquier evento cae depende del factor casualidad, el peso de las probabilidades, los giros del dado. El Iniciado da la bienvenida a esa oportunidad, reconociéndola como sintomática del Vacío – Ginnungagap – del que todas las cosas en última instancia descienden. El hecho de que tanto nuestros planes más escrupulosos como nuestras más desesperadas apuestas dependan de un elemento casual es causa de regocijo, pues por ello sabemos que el futuro siempre revelará algo nuevo y al menos particularmente inesperado.

z Elhaz

Elhaz es la runa raíz del Yelmo del Terror, la mirada fascinadora del Dragón Fafnir. También es la espada en la mano de Sigurd, que mató a Fafnir y se atribuyó el Yelmo y el tesoro del Dragón para sí, una transformación desde la Bestia al Hombre y al Dios a través del poder de esta runa.
El simbolismo sexual de la runa, representado por los genitales femeninos en su forma normal y los masculinos cuando es invertida, es indicativo de la apertura del Ojo de la Serpiente y la corriente de las fuerzas creativas/transformadoras a través del Ginnungagap, una doctrina central para el Proyecto Yelmo de la Orden de Apep, y representado en el Sello de la Orden a continuación:


s Sowilo

El símbolo del rayo que representa a los rayos del sol sugiere el movimiento zigzagueante de una serpiente a través de las arenas. Es un movimiento suave y eficiente, que lleva a la serpiente infaliblemente, como una nave es conducida por la posición del sol en los cielos en el poema runa. Aún así es un movimiento que parece extraño a aquellos cuyos pensamientos están fijos sólo en sus pies.
La luz del sol de sowilo trae la claridad de la mirada del Dragón y la certeza del movimiento de la serpiente, dirigiéndonos a ese destino que hemos creado para nosotros mismos.

t Tiwaz

Esta es la runa del eje de los mundos, alrededor del que todos giran. Es la serpiente que se enrosca alrededor del polo5 en el cielo nocturno.
Para el Iniciado Draconiano, este eje es su propio Yo interno, lo único verdadero y constante en su vida. Sobre los estándares estéticos y éticos de este Yo, debe establecer las leyes del mundo en el que elige residir.
Se observará que el polo ni se mueve ni se transforma: sólo las apariencias que giran a su alrededor a manifestación.
Los mundos derivan su significado y ordenamiento del polo: el polo encuentra su sentido de identidad como un reflejo de sí que le llega desde los mundos.

b Berkano

Esta runa es atribuida a la Diosa-Abedul y la interpretación Draconiana tiene poco que añadir a esto. Algunos magos tienden a olvidar que están tan sujetos a las operaciones generales de la naturaleza como cualquier otro. Nacemos, necesitamos ser alimentados a lo largo de nuestra infancia, entramos en nuestra propia madurez y finalmente morimos.
No hay conflicto entre la Diosa-Abedul y la corriente Draconiana. De hecho, en ciertas mitologías e interpretaciones es evidente que el Dragón primordial es femenino y está asociado al nacimiento y la generación.
El Sendero Draconiano está relacionado con la carne. A diferencia de aquellos credos religiosos que la mayoría de la gente cumple de boquilla, no hay enemistad – y poca diferenciación – entre la carne y el espíritu en las religiones Europeas originales. El cuerpo es una parte del complejo que compone al Yo. La encarnación es un goce, no una tarea.
Las fuerzas generadoras atribuidas a berkano están entre las más fácilmente aprovechadas y aplicadas por el Iniciado Draconiano.

e Ehwaz

La mayoría de religiones están relacionadas con la cesación del Deseo, pero la Magia Draconiana trata – y siempre ha tratado – de la persecución del Deseo. El Iniciado Draconiano busca aquellas personas, lugares, cosas y organizaciones que resuenen con su Deseo y se alía a ellos.
Su Deseo mismo, el hambre en el corazón del Dragón, es realmente el mismo corcel que monta. Pero conoce el valor de las relaciones y asociaciones que forma a lo largo del Sendero. Extrae fuerza del Otro, que le refleja y refuerza, suministrándole un conducto para aquellas cualidades que puede que le falten personalmente. Este es el Misterio del Intercambio.

m Mannaz

Esta runa puede ser vista como dos runas uruz encarándose la una a la otra y solapándose. Esto crea una runa gebo central en una posición elevada. Esto se interpreta como una definición del Hombre como una criatura en la que el Regalo de la consciencia ha asumido dominio sobre la naturaleza bestial.
Este iluminado Hombre Auto-consciente, es el adecuado para mandar a la Bestia, amansar/matar/dirigir al Dragón. Este Hombre es un héroe de las proporciones de Sigurd, adecuadamente apropiado para encarar y derrocar a Fafnir, asumiendo los poderes y riquezas del Dragón.
Como se ilustra en la forma de la runa, este Hombre es la fuerza y vitalidad de una Bestia fusionadas con la consciencia y la Voluntad de un Dios.

l Laguz

El significado de esta runa es un lago. Es un recordatorio de la fuente de la vida y del peso de la evolución y el desarrollo ancestral. Es la fuerza que forma la vida y el proceso que forma y define el curso de la vida, los ritos de paso por los que pasamos.
El otro significado de la runa, como laukaz, es puerro. Tal planta crece en un entorno que abarca agua, tierra y cielo. De tal forma, nuestras vidas crecen en un entorno formado tanto por el instinto natural como por los imperativos biológicos y las más amplias llanuras de la imaginación y la realización de la consciencia. Somos impelidos por los patrones que hemos establecido en nuestro pasado, pero también somos guiados por nuestras visiones del potencial del futuro.
Poseemos la chispa divina de la consciencia, pero no somos Dioses. Estamos destinados a existir en este mundo, en Midgard, primero y principalmente. El sabio Iniciado no lucha contra el entorno en el que se encuentra. En lugar de ello, aprende sus formas y se adapta lo mejor posible al uso de él con el fin de lograr sus metas.
La apropiada utilización de las fuerzas en la runa laguz depende de un apropiado Entendimiento de la naturaleza del Hombre, como se ha mostrado en la runa precedente mannaz.

q Ingwaz

Esta es la runa de la gestación, de la introspección y la incubación. La iniciación es un proceso cíclico. Cada ciclo iniciático incluirá una fase en la que el Iniciado parece correr contra un muro de ladrillos y no puede progresar más. La vida llega a un punto muerto y se necesita mucho esfuerzo simplemente para andar por el agua. El Trabajo Mágico rinde insatisfactorios y mudos resultados. Parece no haber un sitio a donde ir.
En tal situación, simplemente continuar tal y como uno siempre ha hecho es lograr en el mejor de los casos un estado de estancamiento, en el peor será la regresión. En lugar de ello, es necesario retirarse y volverse hacia dentro, buscando los muros que has construido en tu interior. Este es un proceso de analizar tus razones y motivaciones para el Trabajo, evaluando cuáles de tus prácticas son útiles y cuáles son mero hábito. Es tiempo para una “reevaluación de todos los valores” Nietzscheana. Sólo gracias a tal reevaluación y reseñalización activas podemos identificar nuestros bloqueos auto-creados y demolerlos, emergiendo a un mayor mundo de magia y potencial que el que habíamos habitado previamente. Hasta que el ciclo regrese de nuevo, por supuesto, y nos hayamos expandido para llenar nuestro nuevo espacio también.
Cada vez logramos tal progreso después de un tiempo de incubación y reflexión, cada vez ganamos nuestra nueva Visión y creamos nuestro nuevo Destino, sólo podemos ver así de lejos. Inconscientemente creamos nuevas barreras para nosotros mismos en los límites de nuestra Visión, y es contra estas que chocamos inevitablemente conforme continuamos creciendo y logrando nuestro potencial y promesa.
Tales bloqueos, que parecen frustrantes y desalentadores en el momento, son así indicadores positivos. Implican que hemos alcanzado los límites de lo que previamente habíamos entendido y que es tiempo de buscar una nueva iluminación. En términos Draconianos, todo el proceso de ingwaz puede ser vinculado a la muda que hace la serpiente de sus pieles cuando las ha superado, emergiendo como un nuevo ser: el mismo, aunque mayor.

d Dagaz

La runa expresa el curso cíclico zigzagueante del Iniciado Draconiano conforme pasa a través de un punto de quietud central – el punto de foco del Yo, donde todas las percepciones son evaluadas definitivamente – y monta el curso a través de todos los extremos y polaridades de la experiencia: simbolizado en la runa por la noche y el día, la luz y la oscuridad, lo conocido y lo desconocido.
Es el deber del Iniciado – como es espléndidamente relatado en el libro de Colin Wilson The Outsider – buscar siempre los extremos, pero permanecer siempre apartado de los extremismos, empapándose en el conocimiento e intuición a ser ganados en los límites de la experiencia sin identificarse con ellos. El curso siempre zigzagueante de la serpiente regresa de nuevo al centro, para luego ir en una nueva dirección.

o Othila
La ordenación runa empieza con la abundancia disponible de fehu, abundancia que somos urgidos a mantener en circulación en lugar de acapararla. La runa final representa otro tipo de abundancia enteramente, la riqueza de la granja y los bienes de una variedad más permanente. Estos esperamos mantenerlos y atesorarlos para nosotros mismos y para nuestra posteridad.
La interpretación tradicional de la forma de la runa es la de un cercado cerrado que rodea y protege la granja. En el simbolismo Draconiano, puede igualmente ser el dragón durmiendo en su guarida, abrazando sus tesoros, con las garras cruzadas ante él.
La riqueza fija se refiere a algo más que a la estabilidad y seguridad del hogar, sin embargo. Significa todos aquellos tesoros que hemos reunido porque cuentan parte de nuestra historia, porque los hemos elegido para reflejar y representar algún hecho de nuestras Identidades. Estos pueden ser cosas de poco valor financiero real, pero que proveen un vínculo con nuestro pasado. Los prismáticos de mi abuelo son uno de tales tesoros que tengo. Otros son cosas que expresan nuestros valores y sentido de la belleza. La gama de estatuas que están sobre la estantería detrás de mí mientras tecleo esto son marcadas e idiosincrásicas declaraciones de mi sentido de la estética. Todos tenemos tales tesoros, que cuando son vistos con el ojo iniciático son objetos bastante más sagrados y transformadores que cualquier baratija oculta.

Galdor y Seith

Como se mencionó brevemente en el capítulo anterior, había dos tipos distintos de magia usados por el pueblo de la Europa Nórdica. Estos eran llamados galdor y seith y debían sus orígenes e inspiración a Odín y Freyja respectivamente (aunque cada uno era capaz de usar las técnicas mágicas del otro).
El galdor era una forma de magia que principalmente usaba las runas – cantadas o escritas/grabadas – y estaba muy dirigido por la mente consciente. El mago runa selecciona runas cuyos significados resuenen con su propósito y después enfoca su Voluntad sobre esas runas, despertándolas dentro de su propio ser y enviando la corriente de Voluntad runa-formada dentro del mundo para efectuar su cambio deseado.
El seith es la magia de las videntes, que busca aquietar su pensamiento consciente y permitir que las imágenes, visiones o voces se eleven desde las profundidades de su subconsciente o desde los mundos más allá de Midgard. Esta forma de magia a menudo era más empleada por mujeres y la mayoría de hombres de ese periodo la consideraba vergonzosa. Esto sin embargo, no evitó que Odín buscara las clases de Freyja con el fin de aprender sus secretos. Al que busca el poder mágico no le importan nada las burlas o valores de los ignorantes y si es bastante bueno para Odín, ciertamente es bastante bueno para nosotros.
La mayoría del Trabajo de los primeros capítulos (igualando a las tres primeras cabezas en el currículum de Apofis) se enfocará en las técnicas de galdor. A su través, intentaremos construir puentes entre los aspectos consciente y subconsciente de la mente, pero la última sólo puede ser Trabajada efectivamente cuando se haya establecido un rapport con la primera y una buena comunicación de dos-vías sea manifiesta.
A pesar de esto, el primer Trabajo de Ægishjalmur es más similar al seith, ya que es una meditación visionaria con la intención de vincular al nuevo Iniciado con la corriente Draconiana Nórdica. Este primer Trabajo, que debería ser llevado a cabo antes de empezar el Trabajo del siguiente capítulo, despertará la Esencia de Fafnir – el primero de nuestros tres dragones – en la consciencia del Iniciado.

El Tesoro de Fafnir – Un Trabajo

Este Trabajo tiene la intención de ser llevado a cabo a lo largo de unas pocas noches sucesivas, cada una añadiéndose a lo que se logró en la anterior. Su simbolismo será investigado en los capítulos que siguen, pero es importante que este simbolismo se haga “vivo” dentro de la psique ahora, preparando al Iniciado para los aspectos particularmente Draconianos del Trabajo que se encuentra por delante.
El Trabajo es una meditación visual. En esta fase, el Iniciado no debería preocuparse por los detalles periféricos. Sí, asumir una postura formal puede mejorar tales Trabajos. Sí, establecer un apropiado ritmo de respiración puede profundizar la riqueza del Trabajo visionario ya que la sangre estará mejor oxigenada. Sí, antes de experimentar con los poderes creadores-de-visiones de la imaginación puedes llevar a cabo dicho Trabajo de forma estable y no será muy probable que pierdas la concentración y la cohesión. Toda persona capaz de sentarse y leer este libro posee el poder suficiente y la habilidad para llevar a cabo este simple Trabajo de una forma que será efectiva y que le preparará para el currículum que se encuentra por delante.
Sólo necesitas tres cosas con el fin de ser capaz de llevar a cabo este Trabajo efectivamente:

1. Necesitas ir a un lugar silencioso en el que puedas estar solo y donde no seas interrumpido durante los Trabajos de cada día. Este puede ser un sillón confortable en una habitación silenciosa. Si fuera necesario, incluso podría ser al acostarte en tu cama cuando te retires por la noche (en la medida en que permanezcas despierto para hacer el Trabajo).
2. Necesitas ser capaz de relajarte y ponerte cómodo. Puedes elegir sentarte en un sillón, puede que prefieras sentarte en una silla estable, con el espaldar recto, o incluso en tu cama. En esta fase no importa, en la medida en que seas capaz de relajarte y centrar tu mente en cualquier otra cosa que no sea tu cuerpo.
3. Necesitas tener una buena imaginación. Mucha gente protestará diciendo que no tiene buena imaginación, pero pronto lo desmentiremos. Imagina a tu celebridad favorita, el objeto de tu lujuria, acostada desnuda en una cama atrayéndote con una sonrisa tentadora y toda la promesa del estilo de vida, riqueza y lujuria que una aventura amorosa con ella te traería. No encontraste ese fragmento de imaginación demasiado difícil, ¿verdad? Me apuesto lo que quieras que se formó completo en tu mente sin que tuvieras siquiera que pensar en ello. Si tienes dudas, ve y lee una novela que te interese para practicar, verás que eres completamente capaz de ejercitar tu imaginación visual cuando te permitas hacerlo.

El procedimiento básico es una visualización, una recreación de forma personalizada de ciertos aspectos del encuentro de Sigurd con Fafnir. El Trabajo está pensado para progresar a lo largo de nueve noches, en las que la fase de cada noche se añade a lo que hiciste la anterior. Su propósito es despertar la corriente Draconiana del Norte dentro de ti y prepararte para el currículum de Trabajo de este libro.

La Primera Noche

Empieza relajándote en tu lugar elegido, libre de interrupciones o distracciones. Los teléfonos deberían ser desenchufados, los móviles apagados. Tómate todo el tiempo que necesites para relajarte y asentarte completamente, calmando tu mente y preparándote para concentrarte y prestar toda tu atención al Trabajo.
Después permite que el ojo de tu mente construya un paisaje en tu imaginación. Es una ladera gris y estéril, con sólo unos pocos árboles retorcidos y atrofiados, todos sin hojas. El viento sopla fuertemente, grises nubes se mueven rápidamente sobre tu cabeza, amenazando lluvia o incluso nieve; ciertamente hace bastante frío. El suelo es irregular, con muchos arroyos secos y barrancos agrietando su superficie reseca. Imagina fuertemente que estás de pie en este entorno poco acogedor. Mira a tu alrededor y fíjate en sus detalles. Da unos pocos pasos en él, pero no deambules lejos de tu posición de inicio esta vez. A una distancia cercana, puedes ver un profundo hueco, la entrada a una cueva se abre en sus profundidades. No te acerques a ella. Sólo usa toda tu Voluntad y poder de imaginación para representarte este entorno interior real y tangible para ti. Cuando lo hayas establecido y estabilizado lo mejor que puedas, retírate lentamente de él, respira profundamente y abre tus ojos, retornando completamente a tu consciencia física.

La Segunda Noche

Retorna a la ladera abandonada y tómate unos pocos minutos para permitir que el paisaje se estabilice a tu alrededor. Gira lentamente sobre ti, viendo todo lo que te rodea. Ahora puedes ver que detrás de ti la tierra cae repentinamente a un profundo barranco. Puedes oír agua precipitándose hacia abajo, al fondo de las paredes del desfiladero.
Vuelve tu atención al hueco que viste ayer y acércate cuidadosamente al borde del mismo, mirando hacia abajo a la entrada de la cueva. Un hedor horrible sale de ella y un vapor se escurre, pegajoso y ponzoñoso. Es esta nube tóxica la que ha hecho la ladera estéril y marchita.
Te retiras del curso del vapor venenoso y te permites retornar a la consciencia ordinaria de todos los días.

La Tercera Noche

Regresas a la marchita ladera y dedicas unos minutos a construir y estabilizar el paisaje dentro de tu imaginación.
Hecho esto, te abres paso por un grupo de frágiles árboles muertos, que se mantienen como esqueletos retorcidos en el yermo. Trepas a estos y encuentras un nudo de ramas chirriantes en el que te ocultas. Durante un largo tiempo no hay ruido ni movimiento salvo el suspiro del frío viento, descubres que mientras estés sentado inmóvil, puedes volverte casi invisible en la gris palidez de este mundo.
Te sientas totalmente inmóvil y observas en silencio como una enorme serpiente se desliza desde la cueva en el hueco, un largo y sinuoso cuello sostiene una dentada y encrespada cabeza. Los ojos son mortales, la mirada de la bestia irradia una sensación de terror y horror exasperantes, encantando y cautivando a todo lo que mira. Te encoges, pero no te ve en tu escondite.
El dragón repta más lejos de su agujero, un humo ponzoñoso le rodea. Se impulsa hacia delante sobre unas poderosas patas, con escamas y garras, hasta que alcanza el límite del desfiladero. Después baja su largo cuello y patas delanteras por el borde, aferrándose con sus garras traseras. Bebe codiciosamente de las aguas que caen y una venenosa neblina se eleva.
El dragón entonces tira de sí mismo hacia arriba desde el barranco y repta de vuelta a su cueva.
Bajas de tu escondite y permites que tus ojos se abran, dirigiendo tu consciencia a tu cuerpo físico, pensando en lo que has observado.

La Cuarta Noche

Retornas a la ladera, pero esta vez hay algo pesado en tu mano. Conforme el paisaje familiar se forma a tu alrededor, te das cuenta de que llevas una pesada espada, una hoja perfectamente equilibrada y afilada. Una sensación de inquietud te recorre. Esta noche vas a encararte con la Bestia. Arrodíllate y considera las implicaciones de esto. Considera lo que la Bestia significa para ti. ¿Qué encarnan en los instintos primitivos y ferocidad del Dragón? Dedica tanto tiempo como necesites en meditar sobre estos asuntos, preparándote para lo que debes hacer.
Cuando sientas que ha llegado el momento – y llegará a ti como un profundo presentimiento, compeliéndote a seguir el patrón mítico colocado ante tus pies – levántate y camina al borde del desfiladero.
Mira hacia abajo y observa la vertiginosa caída bajo tus pies, el río rugiendo y enroscándose abajo, como una serpiente misma. Desciende cuidadosamente por el borde, encontrando con tu pie una repisa justo bajo el mismo. Agarra la espada firmemente con ambas manos, apuntando hacia arriba y espera.
Pronto sientes la tierra temblando conforme el cuerpo del dragón va coleando, clavando sus garras para propulsarse. El terror casi te ahoga conforme la luz es obstruida al alcanzar la gran cabeza el desfiladero, curvándose hacia abajo a escasos centímetros de ti.
Observas la parte baja del largo cuello pasando hasta que la parte superior del cuerpo aparece sobre el borde del desfiladero. Sin titubeos dejas que el instinto guíe tus manos y golpeas hacia arriba con fuerza dentro del suave vientre, haciendo un corte profundo a la Bestia, clavando la espada hasta el mango.
Un gran tumulto se dispara, el Dragón chilla y sisea, rociando una espuma ponzoñosa en su agonía. Retrocede hacia la parte alta del desfiladero y se tira al suelo, retorciéndose y enroscándose. Te pegas desesperadamente a la repisa ya que la tierra corcovea y tiembla bajo su agonía de muerte.
Finalmente todo está tranquilo y las roncas y venenosas respiraciones se han silenciado. Trepas lentamente hacia el suelo de arriba y examinas el inmenso y quieto cuerpo del Dragón en su ruina. Vencido por la adrenalina y la emoción de esta experiencia, retornas a tu entorno físico y piensas en lo que ha ocurrido.

La Quinta Noche

Vuelves de nuevo al marchito yermo y lentamente te acercas al tranquilo cuerpo del Dragón asesinado. Te maravillas de su inmenso tamaño y fuerza aplastante y caminas a su alrededor.
Conforme pasas por la cabeza, te sobresaltas por un verdoso destello entre los párpados. Uno de los ojos de repente se abre ampliamente, atravesándote con una mirada paralizante. Te quedas impotentemente enraizado al sitio mientras el Dragón habla.
“Soy Fafnir,” sisea él. “Soy el Dragón que se oculta en los profundos huecos de los lugares oscuros de la mente. Tú has mirado a las profundidades interiores y te has encontrado conmigo mirándote, persistiendo mi poder incluso después de la muerte. Pondera eso bien. ¿En qué se convertirá mi poder ahora? ¿Osas saborear la sangre de mi corazón?”
Fafnir ahora te dará un mensaje sólo para ti. Puede ser una palabra, una frase, una imagen, o una sensación. Mantente mirando dentro del ojo del Dragón hasta que estés seguro de que “lo has recibido”. El ojo entonces se cerrará, liberándote de su hechizo.
Que tu consciencia retorne y se centre en tu cuerpo, después registra el mensaje del Dragón y considera qué puede significar.

La Sexta Noche

Retornas a la desolada ladera y a los restos de Fafnir. El cuerpo del Dragón está quieto y caliente al tacto, su fuego interno no ha desaparecido.
Tomas tu espada y haces un corte profundo en la cavidad del pecho, retirando el enorme corazón.
Después reúnes madera de los árboles muertos y haces un fuego. Te arrodillas a su lado y haces una brocheta con el corazón y empiezas a asarla. Conforme el poderoso órgano se cocina, reflexionas que este es el que bombea vida y poder a través del ser del Dragón.
Miras si el corazón ya está cocinado, pero te quemas el pulgar al tocarlo. Retiras tu mano y succionas tu pulgar para aliviar el dolor de la quemadura. Pero se extiende, punzando tu cuerpo y mente en olas de calor virulento, la venenosa sangre de la Serpiente, energizada por el fuego, corre ahora a través de tus propias venas, transformando cada célula de tu cuerpo, cada pensamiento de tu mente.
Finalmente, el dolor pasa y caes desmayado, permitiendo a tu mente quedar en blanco durante unos momentos.
Cuando te recuperas, te sientes más fuerte y más completo y vivo de lo que nunca lo has estado antes. Has asimilado y encarnado las cualidades y Esencia de la Bestia a la que has derrocado. Parte de ti ahora es el Dragón.
Retorna a tu modo normal de consciencia y tu lugar normal para reflexionar sobre este hecho.

La Séptima Noche

Retornas al Dragón asesinado, ahora una cáscara vacía, su Esencia enroscándose en algún lugar profundo dentro de tu propia mente, esperando el despertar de su completo potencial.
Decides que es tiempo de examinar alguno de los tesoros que has ganado gracias a tu conquista. Haces tu camino hacia la cueva en el hueco, descendiendo dentro de su oscura boca. Los humos persistentes y el presentimiento de la presencia ya no te repelen: te sientes en estrecha relación con ellos.
Dentro, encuentras una gran acumulación dorada, riqueza más allá de lo imaginable. Dedica algún tiempo a visualizar la extensión del oro del Dragón, representándotelo en tu consciencia.
Hay tres tesoros que te llevas de la cueva, representación de lo acaparado por el Dragón. El primero de estos es oro, que trae consigo tanto conflicto como riqueza; el segundo es una espada, que ofrece invulnerabilidad a los que tienen coraje; el tercero es una capa mágica, que aporta invisibilidad, fuerza y el poder del engaño. Piensa en estos tesoros y cómo puedes aprovecharlos y usarlos. Serán discutidos más detalladamente en los capítulos que siguen, pero deberías hacerlos tuyos desde el principio.
Una cosa más que se asienta invisiblemente sobre ti es la carga del Trabajo. Has colocado el pie sobre el Sendero Draconiano que trae riqueza de cuerpo y alma, pero este es un tesoro Maldito y viene con un precio. Debes mantenerte siempre empujando hacia delante, siguiendo tu Visión. Fue permanecer quieto y fallar en progresar lo que condujo al destino del Dragón. El Dragón ahora en ti no debe caer en el mismo error.

La Octava Noche

Retornas al área exterior de la cueva, donde eres saludado por dos cuervos sentados sobre la rama de uno de los árboles muertos. Puedes entender el lenguaje de los pájaros, uno de los poderes que has ganado al beber la sangre del Dragón.
Te dicen que también has heredado el Yelmo del Terror, el manto de horror y poder hipnótico que irradia la mirada del Dragón. Claves operativas para usar el Yelmo te serán dadas después, pero por ahora considera sus implicaciones para ti mismo.
Escucha ahora lo que los cuervos tienen que decirte. Tendrán un mensaje privado para ti. Espera y medita hasta que estés seguro de que lo has entendido.
Los cuervos también te advierten de la traición de tu propia naturaleza. Tu propio condicionamiento mental te robará todo lo que has realizado en este lugar si no lo dominas y derrocas, estableciendo un nuevo ordenamiento en tu alma de tu propio diseño. Esto es simbolizado en la mitología por Reginn6.
Anda tu camino, pero se precavido y no lo olvides.

La Novena Noche

En esta noche deberías sentarte en tranquila contemplación, considerando cómo el Dragón es dominado por el Héroe – el subconsciente, el aspecto bestial es dominado por la Voluntad consciente – y los dos entonces se fusionan en una única, mayor entidad: un Héroe con los poderes y habilidades del Dragón.
Deberías ahora extenderte con tu mente, sondeando el Oscuro potencial del Trabajo a realizar. Deberías recibir un indicio de que el Héroe a su vez debe rendirse a lo Divino, convirtiéndose en algo mayor e inconmensurablemente más poderoso en el proceso.
Concluye el Trabajo pronunciando en alto el Pacto de que aprenderás a controlar y desarrollar completamente los poderes Draconianos interiores; que siempre lucharás por la consciencia contra la no-consciencia; que aspirarás a la chispa Divina que te elevará aún más alto.
Registra este Pacto por escrito, después cierra el Trabajo.



1Oro del Rin (Nota del Traductor)
2Kenning, en el nórdico antiguo, significa símbolo, el hecho de nombrar, relacionado con kenna que significa conocer, nombrar con un kenning (Nota del Traductor).
3Astucia (Nota del Traductor).
4Arte (Nota del Traductor).
5El polo en este caso, es el eje de rotación de una esfera (Nota del Traductor).
6En la mitología nórdica, Reginn era el hijo de Hreidmar. Reginn y su hermano, Fafnir, mataron a Hreidmar por el oro maldito que éste último había recibido de los dioses luego de que Loki matara a su otro hijo, también hermano de Reginn, Ódder. Fafnir, sin embargo, se transformó en un dragón porque quería quedarse todo el oro para él solo. De esta manera alejó a Reginn del oro y del anillo Andvarinaut y éste último tuvo que vivir entre los hombres. Reginn tomó a Sigurd como hijo adoptivo y lo mandó a recuperar el tesoro. Luego de beber la sangre del dragón, Sigurd adquirió sabiduría ya que Fafnir podía hablar con las aves, y éstas le dijeron que Reginn lo mataría una vez que consiguiera el tesoro, por lo cual Sigurd lo decapitó y se quedó con el oro (Nota del Traductor).


------------------------------------------

Este texto ha sido extraído de un libro muy interesante que te recomiendo que compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace, el cual es una traducción mía: