domingo, 23 de octubre de 2011

SOÑANDO LA VERDAD

Por Jason Augustus Newcomb
(Traducido por Manon de The Book of Magic Power)

"El Sueño Delicioso es entonces una Celebración del Cumplimiento de la Verdadera Voluntad, y la Pesadilla una Batalla Simbólica entre ella y sus Atacantes en ti mismo."

- Aleister Crowley


     Los sueños son una parte tan importante del trabajo de tu consciencia y desarrollo psíquico que quiero incluir un breve capítulo sobre este asunto justo al principio de nuestras prácticas. Muchas escuelas de yoga, magiak y chamanismo enseñan la importancia y poder de los sueños. No tengo espacio para dedicar más de unas pocas páginas a este asunto. Hay varios libros recomendados en la bibliografía que pueden darte un más completo fundamento en esta exploración. Los sueños desbloquean portales en la consciencia, senderos a mundos ocultos y poderes escondidos. Los sueños pueden combinar los tres principios de imagen, energía e inspiración de una manera tan inmediata y poderosa que su fuerza puede ser increíble.
     Estoy seguro que muchos de nosotros hemos despertado de un sueño y sentido que lo que había ocurrido en el sueño era tan poderoso que incluso aunque lo reconocemos como fantasía, todavía ronda nuestras emociones durante horas. Cuando aprendemos a dirigir esta fuerza del sueño, podemos explorar muchas cosas. Podemos visitar a personas, lugares y eventos a través del viaje astral; podemos curar un problema de toda la vida dentro de nosotros mismos y llevar a cabo nuestras secretas fantasías y deseos. Podemos aprender sobre nuestro futuro y nuestro pasado, y conseguir inspiración creativa. Dedicamos casi la mitad de nuestras vidas a soñar, y el aprendizaje para entender y trabajar con nuestros sueños puede abrirnos literalmente a otra vida. ¡Y en nuestras vidas de sueño somos todo poderosos!
     La ensoñación ha sido una parte muy importante de mi propio viaje espiritual, pero la he dejado fuera de la mayoría de mis escritos previos por muchas razones, principalmente porque estaba un poco apartada de los asuntos que previamente cubrí. Todavía me sorprendo a menudo de tener una profunda intuición o de que venga a mí una lección mágica espontáneamente en la noche. He tenido muchos maestros de sueño, que me han ayudado a aprender la proyección astral, la consciencia cósmica y otras experiencias maravillosas. Durante las últimas pocas semanas, he estado dedicando más atención a mis esfuerzos en trabajo onírico, y te puedo contar de mi experiencia que es como montar en bicicleta. Una vez lo has conseguido puedes usarlo cuando sea que gustes con sólo un poco de esfuerzo.
     Desde el tiempo en que era un niño pequeño, siempre he tenido sueños lúcidos espontáneos ocasionalmente y frecuentes sueños de vuelo, pero nunca podía predecir o controlar su ocurrencia. Cuando era un adolescente dediqué una gran cantidad de tiempo y energía a aprender a lograr estas experiencias a voluntad. En las siguientes pocas páginas, te daré lo que espero que sea el consejo práctico fruto de todo ese esfuerzo. Hay muchos libros que explican cierta cantidad de estas técnicas, y puedes leerlos si gustas, pero los principios centrales pueden ser explicados muy simple y rápidamente.

RECORDAR LOS SUEÑOS

     Pero mucha gente incluso no recuerda la vasta mayoría de sus sueños. Algunas personas incluso piensan que no sueñan después de todo. La verdad es que los investigadores han demostrado que todos soñamos muchos sueños cada noche. Sólo que generalmente no accedemos a esta información y memoria cuando estamos despiertos. Mientras despiertas de un sueño rápidamente viajas a través de tres estados de consciencia distintos desde el estado Delta al Beta. A menudo es difícil recordar lo que ha ocurrido cuando nos movemos entre dos estados de consciencia, tales como cuando nos distanciamos absortos en un largo viaje en coche, y olvidamos mucho del mismo. Con una tan amplia laguna en el continuum de la consciencia entre los estados de dormir y vigilia, no es sorprendente que a menudo olvidemos nuestros sueños. Pero una vez aprendemos a recordar nuestros sueños y a familiarizarnos con el estado de sueño, es fácil convertir a tus sueños en poderosas herramientas de transformación.
     La primera cosa que necesitas hacer para empezar el trabajo de exploración en sueño es comenzar a recordar tantos de tus sueños como te sea posible. Algunas veces recordarás cinco o seis en una sola noche una vez te acostumbres a ello. Si eres una de las muchas personas que no recuerdan la mayoría de sus sueños es un asunto muy simple empezar a recordar tus sueños, incluso esta noche. La clave para recordar tus sueños es realmente sólo empezar a mantener un diario de sueños. Una vez estés empezando a recordar al menos un sueño o dos por noche estarás preparado para comenzar a establecer el sueño lúcido y la programación de sueños.

Ejercicio 1 - Manteniendo un Diario de Sueños para Recordar

Tiempo Requerido: debe ser realizado cuando te retires por la noche

     Necesitarás un diario para este ejercicio. Si has seguido mi consejo y has empezado a mantener un diario de tus prácticas, puedes usar este mismo diario para tus sueños. También puedes mantener un diario separado para los sueños si así lo deseas, pero puede que encuentres útil mantener todo tu trabajo junto. Esto alertará a tu subconsciente del hecho de que estás considerando mantener el diario de sueños como una parte de tu trabajo mágico.
     No todos nuestros sueños son particularmente interesantes o mágicamente iluminadores. Muchas veces los sueños son bastante aburridos y ordinarios; sólo son una forma de revolver los eventos y pensamiento que hemos experimentado recientemente. Sin embargo, debemos intentar incluso registrar y recordar estos sueños también, para que nuestras mentes subconscientes realmente cojan la idea de que queremos tener acceso a esta parte de nuestras vidas.

1. Mientras te estás preparando para ir a la cama, abre tu diario en la próxima página en blanco, y escribe arriba la sentencia que describa tu intención, tal como; "Esta noche recordaré mis sueños."
2. Mira estas palabras sobre la página y repítelas a ti mismo unas pocas veces.
3. Coge tu péndulo, y consulta con él sobre si entiende tu intención, y está de acuerdo en cooperar (ver apéndice 1 para la técnica). Tu subconsciente alberga el acceso a tu memoria, así que necesitarás el apoyo de tu subconsciente a fin de tener éxito. Consultando con el péndulo hará que tu subconsciente entienda realmente que consideras esto importante.
4. Cierra tu diario, y guárdalo cerca de tu cama mientras te acuestas para dormir. Incluso puedes guardarlo bajo tu almohada. ¡Asegúrate de tener un bolígrafo con él!
5. Cierra tus ojos, y empieza a distanciarte, mientras te relajas repite para ti que vas a recordar tus sueños con las mismas palabras que escribiste en tu diario. Haz esto de una forma relajada y placentera, y no te obsesiones con ello.
6. Ve a dormir.
7. Inmediatamente al despertar, escribe todo lo que puedas recordar de cualquiera sueños que hayas tenido bajo la declaración de intención que escribiste en tu diario. Haz esto incluso si despiertas brevemente en medio de la noche. A menudo despertarás de un sueño después de 5 ó 6 horas de haberte quedado dormido y este es un excelente momento para recordar los sueños. También puedes despertar simplemente en la mañana, en cuyo caso deberías intentar una vez más recordar todo lo que puedas. No te levantes o muevas mucho hasta que hayas escrito algo de tus sueños. Sólo levantarte y estirarte puede causar que olvides cosas que recordabas vivamente momentos antes. No tienes que escribir grandes ensayos, incluso sólo unas breves notas e imágenes para que puedas recordar después lo que eran los puntos importantes del sueño.
8. Si no recuerdas nada, o muy poco, cierra tus ojos una vez más en la posición en que estabas cuando dormías. Intenta recordar lo que estabas haciendo. Intenta recordar una escena, una imagen, o algo que pudiera refrescar tu recuerdo. No luches, sólo relájate y piensa simplemente hacia atrás tranquilamente sobre dónde estabas...

     Esta es una muy simple y extremadamente efectiva forma de empezar a recordar tus sueños. Pero puede que no recuerdes nada al principio, en cuyo caso deberías repetir este ejercicio calmada y pacientemente hasta que empieces el recuerdo de tus sueños. Eventualmente llegará, y estarás agradecido, una vez empieces a recordar poderosos y evocadores sueños.

Ejercicio 2 - Tira Tu Reloj Despertador

Tiempo Requerido: debe ser realizado cuando te retires por la noche

     Uno de los obstáculos más duros a la hora de recordar tus sueños es el perjudicial despertar creado por tu reloj despertador. Este rápido despertar y ruido irritante causará que olvides tus sueños más que cualquier otra cosa. A fin de tener una ensoñación más efectiva, debes intentar realmente dejar de usar tu despertador tanto como sea posible. Pero, a la misma vez, no querrás empezar a llegar a tarde a trabajar por mí. ¡Serás despedido y entonces tirarás este pobre libro disgustado!
     Así que para prevenir esta calamidad, por favor usa la siguiente herramienta para enseñarte a despertar automáticamente. Tu mente subconsciente tiene una excelente sintonización con el tiempo de reloj, y puede despertarte mucho más efectiva y pacíficamente de tus sueños que un despertador.

1. Elige una noche en la que no tengas ningún negocio apremiante al día siguiente, tal como en un fin de semana, para que no haya demasiada presión. La presión algunas veces es útil para refrescar la asistencia de tu subconsciente, pero no querrás estropear tu vida.
2. Toma tu péndulo y pregúntale a tu mente subconsciente si te despertará a una hora predeterminada (ver apéndice 1 para la técnica).
3. Obtén del péndulo por respuesta un "sí". Si dice "no", tendrás que inquirir por qué. Usualmente recibirás una impresión, sentimiento o pensamiento que indicará la razón si diriges tu atención a tu abdomen y preguntas.
4. Una vez hayas comprendido la razón, propón soluciones y comprueba si tu subconsciente encuentra las soluciones aceptables.
5. Una vez hayas recibido un "sí" definitivo por respuesta de tu subconsciente a que te despertará, establece un momento particular, y ponlo a prueba. Elige un momento apropiado. Si no te permites suficiente descanso, tu subconsciente se puede rebelar y no despertarte, incluso si dice que lo hará con el péndulo. Tu subconsciente es responsable de tu bienestar fisiológico, y esto puede desbancar a tus deseos conscientes. También, asegúrate de que te das suficiente tiempo para registrar tus sueños antes de que necesites estar en algún otro lado.
6. Una vez hayáis llegado a un acuerdo sobre el momento, puedes ir a dormir. Con toda probabilidad despertarás a cinco minutos de la hora que hayas acordado con tu subconsciente.
7. Si no has despertado a la hora correcta, no te enfades con tu subconsciente. Eso inhibiría más que ayudaría a tu progreso. Simplemente consulta con tu subconsciente el por qué, usando el péndulo, y recibe las respuestas desde tu abdomen. Intenta la práctica de nuevo hasta que la pongas a funcionar.

     Una vez que lo hayas puesto a funcionar serás capaz de recordar tus sueños mucho más fácilmente.

Ejercicio 3 - Programación de los Sueños

Tiempo Requerido: N/A

     Este es un proceso simple para animarte a soñar sobre un tópico particular. Puede ser usado de muchas formas, y varias modificaciones serán encontradas a lo largo de este libro.
     El siguiente ejercicio es muy flexible y útil, pero debes mantener en mente que no siempre funcionará, porque el soñar es una función muy importante de la consciencia, y algunas veces necesitarás soñar otras cosas además que lo que desees conscientemente.

1. Primero, necesitarás elegir un tópico que sobre el que te gustaría soñar. Este puede realmente ser algún lugar particular, una persona o algún tipo de escenario. Reúne algunos objetos o imágenes que te recuerden este asunto sobre el que te gustaría soñar, y míralos repetidamente a lo largo del día, pensando casi obsesivamente en el asunto sobre el que te gustaría soñar.
2. De hecho, piensa en este asunto constantemente a lo largo del día.
3. Cuando te estés preparando para irte a dormir, escribe al principio de la página en blanco de tu diario, "esta noche soñaré con... (tu asunto)."
4. Consulta con tu subconsciente usando el péndulo sobre si entiende tu intención (ver apéndice 1 para la técnica), y si desea colaborar. Consultando con el péndulo ayudará a tu subconsciente a entender que consideras importante esto.
5. Mientras caes dormido, continúa pensando sobre este asunto, permitiendo que las imágenes relacionadas con el asunto surjan en tu mente hasta que caigas dormido.
6. Cuando despiertes, escribe cualquier sueño ya sea que esté relacionado o no con el asunto.

     Puede que tengas que hacer este ejercicio varios días consecutivos a fin de programar realmente tus sueños de forma exitosa.

SUEÑOS LÚCIDOS

      El siguiente paso en nuestro proceso es hacerte consciente de que estás soñando mientras estás en medio de un sueño. Esto ha sido popularmente denominado, "Sueño Lúcido". Es bastante más fácil de lograr y ocurre comúnmente más de lo que sus detractores pudieran creer. Puede que hayas tenido sueños lúcidos que incluso no recuerdes, aunque parezca extraño. Yo he tenido numerosas experiencias en las que despertaba, donde pensaba que no había soñado lúcidamente, sólo para descubrir conforme escribía mis sueños que sí lo había hecho. El efecto amnesia parece afectar incluso al estado de lucidez.
   Hay muchas variedades de lucidez así mismo. Es posible tener el consciente y claramente lúcido pensamiento, "Estoy soñando ahora", y todavía reaccionar a los elementos del mundo de sueño como si fueran reales. Considero este un tipo de prelucidez, y una vez estás recordando los sueños y familiarizándote con tu mundo onírico tendrás experiencias como esta constantemente. De alguna forma, pienso que este estado es el preferido por tu subconsciente porque todavía permite que el procesamiento de la información de tu inconsciente siga mientras eres un testigo más activo de lo usual.
     Todos tus sueños lúcidos y prelúcidos tendrán una cualidad mucho más vívida y poderosa que tus sueños usuales. Con esto quiero decir que tus reacciones "físicas" y emocionales a las cosas serán mucho más fuertes. Muchos libros de sueños lúcidos describen estos tipos de sueños como siendo particularmente coloridos y detallados, pero en mi experiencia he encontrado que mientras que algunas veces son más vívidos y coloridos visualmente, es el impacto dramático y emocional lo que es más fuerte. Por supuesto este puede ser sólo mi caso.
     Hay tres métodos principales de lograr el sueño lúcido. Estos son volverse lúcido en medio de un sueño, despertar desde un sueño, y regresar dentro del estado de sueño inmediatamente para experimentar la lucidez, e ir directamente desde el estado de vigilia a un sueño lúcido. Hay numerosos trucos y técnicas a los que las personas llegan a largo de los años, pero sólo cubriré los tres que pienso son mejores y más fáciles.

Ejercicio 4 - Comprobación de Realidad

Tiempo Requerido: N/A

     No estoy seguro dónde oí por primera vez este ejercicio, pero pienso que puede haber sido creado por el Dr. Stephen LaBerge. Mi versión es ligeramente diferente de aquellas que he visto en otros lados. Una idea similar puede ser encontrada en las prácticas del yoga Tibetano del sueño, aunque con unas intenciones un poco diferentes. Generalmente este proceso es la mejor forma de empezar el proceso de volverse consciente en el estado de sueño.
     La forma en la que esto funciona es que regularmente te chequearás a ti mismo a lo largo de todo el día, preguntándote si estás soñando. Al hacer esto constante y repetidamente a lo largo del curso de una semana más o menos, se convertirá en un hábito, y eventualmente te encontrarás a ti mismo preguntándote esta cuestión en tus sueños.
     Esto de hecho puede que no ocurra exactamente de esta forma en tu caso. Personalmente, nunca me digo, "¿Estoy soñando?" En lugar de ello, sólo parece que tengo un "ajá", donde repentinamente reconozco que estoy en un sueño. A la misma vez, esto sucede más frecuentemente cuando estoy haciendo regularmente los controles de realidad a lo largo del día, por lo que sé que está relacionado con esta técnica.

1. Lleva algún objeto contigo que constantemente te recuerde hacer las comprobaciones regularmente. Personalmente escribo la letra "c" sobre el dorso de mi mano, para recordarme que soy consciente. Algunas personas simplemente se chequean a sí mismas en ciertos momentos cada hora. Algunas personas usan un anillo o alguna otra pieza de joyería. Lo bueno de escribir sobre mi mano es que la gente regularmente me pregunta qué es. Esto me da otro estímulo para hacer un chequeo de realidad.
2. Cada vez que notes este objeto, o notes el momento, o cualquiera que sea el dispositivo que elijas, pregúntate mentalmente, "¿Estoy soñando, o estoy despierto?" Pregúntate realmente, y examina tu entorno. Esta es tu comprobación de realidad. Quién sabe, puede que realmente estés soñando. Haz esto religiosamente, tan a menudo como puedas. Pregúntate al menos una vez por hora.
3. Eventualmente, te encontrarás chequeando tu realidad en medio de un sueño.

     Este método te conducirá naturalmente dentro de un sueño lúcido. Puede tomar un poco de tiempo, pero tu esfuerzo enfocado finalmente dará su fruto. Puede que también desees combinar este esfuerzo con la siguiente técnica, para dar un empujón al proceso. Sin embargo, no omitas el chequeo de realidad. Ayudará a tu consciencia estar más alerta en general, y cierto número de las técnicas posteriores requerirán esta vigilancia.

Ejercicio 5 - Retorno Despierto

Tiempo Requerido: debe ser realizado en medio de la noche

     Este es un ejercicio que puedes usar para entrar dentro de un sueño lúcido en medio de la noche cuando hayas despertado de un sueño. Es muy simple y efectivo, pero es fácil caer de nuevo dormido sin tener éxito, así que no te pegues si esto ocurre. Sólo sigue intentándolo.

1. Mientras vas a la cama, escribe en una nueva página de tu diario algo como, "Esta noche reconoceré que estoy soñando mientras esté en un sueño," o, "Esta noche soñaré lúcidamente."
2. Consulta con tu subconsciente usando el péndulo si entiende tu intención (ver apéndice 1 para la técnica), y está dispuesto a colaborar.
3. Mientras te quedas dormido, repite las palabras que escribiste, afirmando tu fuerte intención de soñar lúcidamente.
4. En medio de la noche o temprano en la mañana, mientras sales del sueño, recuerda que estás soñando. Sin levantarte, cierra tus ojos y piensa sobre el sueño, repitiendo las palabras de tu diario, y firmemente pretendiendo estar lúcido. Puede que empieces a soñar el mismo sueño de nuevo, o que entres en un sueño nuevo. En cualquier caso, permanece alerta y te volverás lúcido.

     Esta técnica puede ser intentada por la mañana temprano al principio. Yo encuentro que este es el momento más fácil para soñar lúcidamente.

Ejercicio 6 - Directamente Dentro de la Lucidez desde la Vigilia

Tiempo Requerido: de 40 minutos a 2 horas

1. Esta técnica empieza justo como el patrón del estado Delta excepto en que intentarás permanecer completamente consciente a lo largo de ella. Es probablemente una buena idea hacer en otro momento que el periodo de sueño.
2. Entra a los estados Alfa y Theta (ver apéndices 2 y 3 para la técnica).
3. Desde aquí, simplemente permítete ir incluso más profundamente. Intenta mantenerte enfocado. Enfócate en las sensaciones de tu cuerpo, e intenta seguir tu flujo interno de pensamientos e imágenes. Puede que eventualmente te quedes desconectado completamente, o que te pierdas en un sueño brevemente, pero tan pronto como te hagas consciente de nuevo, estarás soñando lúcidamente. Intenta relajarte y permanecer en el sueño, e intenta permanecer alerta.

     Con cualquiera de las técnicas precedentes, probablemente encontrás tu lucidez interrumpida por el despertar al principio. Estarás excitado por haber tenido éxito, y esto te traerá a la consciencia de vigilia. Debes procurar permanecer relajado y disfrutar simplemente de la experiencia. El tiempo te hará experto en esto.

TRANSFORMACIÓN ANIMAL

     Esta es una operación desafiante. Las historias de transformación animal tales como la licantropía o los guerreros animales son reliquias del chamanismo al inicio de la civilización, y esta práctica era generalmente inducida por drogas psicotrópicas y un trance que era más que un sueño o experiencia astral. Estos magos animales eran visibles sólo para aquellos que eran sensitivos y veían sus formas astrales, mientras ellos viajaban y liberaban su influencia en el mundo. Puede ser una práctica útil pensada, para aprender las lecciones que los espíritus de los animales pueden ofrecer.
     Antes de que empieces, por favor elige un animal con el que te gustaría trabajar. Dedica algún tiempo a investigar tanto como puedas sobre este animal. Estudia al animal profundamente, descubre cómo vive, dónde vive, cómo se mueve, qué come. Descubre todo lo que puedas sobre él en tanto detalle como sea posible. Piensa en el animal tanto como te sea posible, obsesivamente.

Ejercicio 7. Transformación Animal en Tus Sueños

Tiempo requerido: N/A

     Esta es esencialmente una variación de la programación onírica. Serás capaz de usar esta técnica más efectivamente una vez te hayas perfeccionado en el sueño lúcido.

1. Consulta con tu subconsciente antes de empezar incluso a investigar tu animal elegido (ver apéndice 1 para la técnica), para asegurarte de que está preparado para participar en esta experiencia.
2. Una vez hayas conducido tu investigación, pon una imagen del animal cerca de tu cama o bajo tu almohada.
3. Cuando estés preparándote para irte a la cama, escribe arriba de una página en blanco de tu diario, "Esta noche me convertiré en un (tu animal) en mis sueños."
4. Consulta con tu subconsciente usando el péndulo sobre si entiende completamente la intención (ver apéndice 1 para la técnica), y está de acuerdo en colaborar.
5. Mientras te dejas caer en el sueño, continúa pensando en tu animal permitiendo que las imágenes relacionadas con este asunto jueguen a través de tu mente hasta que caigas dormido.
6. Cuando te vuelvas lúcido, imagina tu cuerpo transformándose, convirtiéndose en el animal. Ocurrirá fácilmente. También puedes simplemente encontrarte soñando lúcidamente siendo el animal. Si despiertas en medio de la noche, mientras vuelves a dormirte imagina que te estás transformando, y permítete reentrar en tus sueños en la forma animal. Explora este estado.
7. Cuando estés despierto, escribe cualquiera sueños que hayas tenido, ya estén relacionados o no con tu animal.

VIENDO EL FUTURO

     El único tiempo real es el ahora, este mismo momento en el que estás. El pasado se ha ido. No puede ser recuperado. Es sólo un recuerdo. Igualmente, el futuro no existe, y sólo existirá cuando se haya convertido en el ahora. Por esta razón, ver el futuro es una proposición insegura en el mejor de los casos. Nada está escrito en piedra, y siempre podemos alterar el camino por el que corrientemente estamos caminando. Ciertas cosas parecen inevitables, pero incluso estas pueden ser cambiadas si realmente lo queremos y cambiamos drásticamente nuestro comportamiento. Billones de factores cambian el sendero de manifestación cada segundo. Lo más que podemos realmente esperar ver del futuro es obtener un sentido de a dónde las cosas se están dirigiendo ahora, con las acciones que corrientemente estamos tomando en nuestras vidas. También podemos obtener un sentido del tipo de curva inesperada con el que la vida nos lanza pelotas.
    No esperes ver tu destino entero con cualquier técnica, porque estás creando este destino constantemente, y cambia con cada nueva decisión que haces. En lugar de ello, intenta usar el pensamiento futuro para ver hacia dónde te están conduciendo tus acciones corrientes.
    La precognición y pronosticación son las artes del vidente. A través de la historia, grandes líderes, guerreros, reyes, hombres de negocios e incluso esperanzados amantes han buscado el consejo de la gente sabia cuya visión les permitía ver un poco más de lo que el resto de la humanidad podía. Todavía ocurre hoy en día. Muchos líderes del mundo aún consultan a astrólogos, psíquicos, y sus modernos herederos estadísticos, los futuristas.

Ejercicio 8. Cómo Inducir Sueños Proféticos

Tiempo Requerido: debe ser realizado durante las horas de sueño

     Esta es sólo una simple variación de la programación onírica que te permitirá recibir imágenes de sueño que estén relacionadas con tu futuro. Puede que quieras saber algo específico, o sólo desees ver hacia dónde se están dirigiendo las cosas en general.

1. Cuando estés interesado en recibir un sueño profético, piensa sobre el asunto de tu interés constantemente durante el día, dándole vueltas una y otra vez en tu mente. Dale vueltas obsesivamente tanto como te sea posible durante todo el día, e igualmente cuando vayas a la cama.
2. Cuando estés preparado para acostarte, escribe arriba de una página en blanco de tu diario, "esta noche soñaré sobre mi futuro ... (tu asunto)."
3. Consulta con tu subconsciente usando el péndulo sobre si entiende tu intención (ver apéndice 1 para la técnica), y está dispuesto a colaborar.
4. Cambia tu mirada hacia el interior de la parte más alta de tu cabeza, enfocándote en la luz de encima de la misma para recibir información directa de tu mente superconsciente. Relaja tu atención allí, permitiendo a tu mente fluir, dejando que cualquier cosa que venga a tu mente aparezca. Mientras te dejas caer en el sueño, continúa pensando sobre este asunto, dejando que las imágenes relacionadas con este asunto se muestren a través de tu mente hasta que caigas dormido.
5. Cuando despiertes, escribe todos los sueños estén o no relacionados con tu futuro.

     Espera un día o dos para analizar si tus sueños tienen alguna relación con tu pregunta. Si no consigues resultados satisfactorios la primera vez, puedes intentarlo tres o cuatro veces más, pero si nada viene, significa que tu superconsciencia está reteniéndote esta información. No empujes demasiado.

ESCUELA ONÍRICA

     Antes de dejar el asunto de los sueños quiero mencionar unas pocas cosas al final. Hay una noción popular en ciertos círculos respecto a que realmente estamos involucrados en algún tipo de escuela de consciencia cuando estamos soñando por la noche. Mientras que no es posible decir si esto es técnicamente verdad o no, he tenido demasiadas experiencias de trabajo con maestros en sueños he incluso he estado involucrado en específicas y útiles lecciones en sueños para desconsiderar totalmente esta noción. He tenido muchas experiencias en las que los adeptos oníricos me han enseñado algo sobre la consciencia, o han trabajado conmigo en la proyección astral, o me han iniciado dentro de un nuevo nivel de consciencia. Quizá encontrarás también tus propias lecciones oníricas. Ciertamente notarás temas recurrentes y escenarios recurrentes, y con algo de suerte aprenderás una tremenda cantidad de material importante en tu estancia nocturna dentro del invisible mundo de la mente.
     También es supuestamente posible experimentar sueños compartidos, en los que estás teniendo el mismo sueño que otra persona. Yo nunca he tenido tal experiencia, así que no puedo escribir sobre ello de primera mano. Cuando estoy lúcido, tiendo a estar tan fascinado por la experiencia en sí misma y las habilidades aumentadas de mi consciencia que la idea de intentar contactar con mis amigos o amantes nunca ha venido a mí. Si deseas experimentar con esto, simplemente intenta encontrar a uno de tus amigos cuando te hayas vuelto lúcido. Ellos puede que recuerden o no la experiencia, así que puede que quieras llamarlos tan pronto como te despiertes.
     Como un pensamiento final sobre los sueños y el dormir, recomiendo altamente la siguiente práctica simple. Cada noche, mientras cierras tus ojos, envía amor y perdón a todo el mundo cuando vayas a dormir. Enriquecerás tu vida tremendamente.

APÉNDICE 1

Ejercicio 9. El Subconsciente y el Péndulo

Tiempo Requerido: de 10 a 15 minutos

     Tú ya estás en constante comunicación con tu subconsciente en todo momento cada día. Sin embargo, es útil algunas veces aislar esta comunicación, para asegurarte de que estás dando a tu subconsciente una voz, y no estás simplemente hablando por él. Este método simple justo te permite eliminar la mayoría de dudas del proceso, permitiendo a tu subconsciente comunicarse directamente de una forma exterior que puedas ver con tus ojos. Por supuesto, todavía es posible para ti mover el péndulo conscientemente, pero si dejas a tu subconsciente controlar el péndulo, tendrás un fácil método de comunicación en los dos sentidos. Este método mayormente limita la comunicación a preguntas que se responden con un sí o un no, pero aún así es de gran valor, y hay una plenitud de formas para expandir sus posibilidades.
    Necesitarás tu péndulo para este ejercicio, así que si no tienes ya uno, ahora es el momento para obtenerlo. Tu subconsciente es muy infantil, y disfruta participando en juegos. Lo siguiente debería hacerse con un espíritu de diversión.

1. Siéntate sosteniendo el péndulo, para que cuelgue a más o menos siete centímetros de tus dedos, cómodamente.
2. Habla directamente a tu subconsciente, diciéndole que vas a hacer un juego con él. Di a tu subconsciente que un movimiento hacia delante y atrás significa sí, y un movimiento lateral significa no. Después demuestra los movimientos con el péndulo, repítele de nuevo los significados con tu subconsciente claramente.
3. Ahora, pregúntale a tu subconsciente si entiende estas normas, diciéndole que te muestre un sí con el péndulo. No muevas el péndulo, pero permite a tu subconsciente que use los músculos involuntarios de tu mano para crear el movimiento.
4. Ahora pide a tu subconsciente que te muestre un no.
5. Pregúntale a tu subconsciente unas pocas cuestiones cuya respuesta sea sí o no de las que conozca las respuestas (no tiene necesariamente que tener mucho más conocimiento que tú).
6. Este ejercicio simple ahora ha abierto la puerta de comunicación directamente con tu mente subconsciente.
7. Cuando hayas terminado, escribe tus observaciones en tu diario.

APÉNDICE 2

Ejercicio 10. Estado Alfa - El Trance Ligero

Tiempo Requerido: de 15 minutos a una hora

     A menudo nos encontramos al menos al borde de este estado, así que no será un lugar poco familiar. Este estado ha sido llamado con muchos nombres, el trance ligero, el trance mágico, consciencia mágica, ensoñación de vigilia, meditación, introspección e incontables otras palabras así mismo. Es simplemente el estado de consciencia en el que limitamos nuestra atención, no relajamos y enfocamos hacia nuestro interior. Incluso aunque todavía estemos mirando hacia afuera, generalmente estamos referenciando estados internos cuando estamos en este estado de consciencia. El cerebro se ralentiza, y las ondas alfa empiezan a predominar. En este estado nuestra mente subconsciente se vuelve más activa, mientras que nuestras mentes conscientes se hacen más dóciles. Este es el motivo de que este estado sea tan perfecto para la exploración de la magia y lo paranormal. Conforme nuestro cerebro se ralentiza y se mueve hacia dentro empezamos a notar cosas a través de nuestros subconscientes a las que generalmente no les prestamos simplemente atención. Estos son los inicios de la consciencia psíquica y mágica. A menudo estamos de forma natural en el estado alfa cuando:

Vemos TV o una película.
Limpiamos.
Hacemos el amor.
Conducimos por una autopista.
Ensoñamos.
Meditamos.

     Este es el más simple método que he encontrado para entrar al Estado Alfa en un contexto mágico. Puede parecer un poco largo al principio, pero es en muchas formas más simple y más directo que la técnica que he usado en Los Nuevos Hermetistas. Este ejercicio, será la primera cosa que harás alguna vez que desees conducir magia o exploraciones psíquicas. Este ejercicio te proveerá realmente de dos cosas separadas para ti. Te pondrá en el Estado Alfa, pero también empezará a conectarte con tu mente superconsciente, al visualizar un globo de luz justo encima de ti, y esta luz brillando hacia abajo dentro de tu cuerpo. Conforme la luz viaja dentro de tu cuerpo, estarás conectando con tu subconsciente y superconsciente, y este es un portal al poder real. Contarás hacia atrás muy lentamente, de diez a uno, conforme envías la luz hacia abajo a través de tu cuerpo. Mientras estás haciendo esto, permite que cada parte de tu cuerpo se relaje completamente. Este ejercicio puede ser muy curativo y equilibrante así como te aportará una habilidad útil. La clave para el éxito con esta técnica es permitirte realmente relajarte conforme la estés haciendo.

1. Deberías encontrar un lugar donde no seas interrumpido por al menos media hora. Esto puede significar descolgar el teléfono. ¡No te preocupes! ¡Esas llamadas desde la costa pueden esperar!
2. Siéntate en un sillón confortable, o acuéstate en la cama. Esto último puede no ser la mejor idea porque es muy fácil dormirse, y realmente no queremos que eso ocurra.
3. Una vez estés sentado, (o acostado) cierra tus ojos y nota las sensaciones de tu cuerpo. ¿Hay dolores o picores que salten a tu consciencia? ¿Tienes que ir al baño? Ten tanto cuidado de estas cosas como puedas antes de empezar. Una vez empieces no querrás ser interrumpido mucho si es posible. Los picores pueden plagarte en las fases tempranas de este ejercicio, pero eventualmente los superarás.
4. Ahora que estás preparado, simplemente debes empezar a relajarte y enfocarte en tu interior. Toma tres o cuatro respiraciones, permitiendo a tu cuerpo relajarse profundamente con cada exhalación, y después vuelve tu respiración de vuelta a tu subconsciente.
5. Empieza a enfocarte sobre un lugar por encima de tu cabeza, imaginando un globo de brillante luz blanca del tamaño de un pomelo a corta distancia encima de ti. Esta luz es un punto de acceso a tu mente superconsciente. Es una conexión al espíritu y lo divino, así que esfuérzate en sentir una sensación amorosa emanando desde esta luz, y permítete sentir amor hacia este globo de luz. Tu visualización no tiene que ser clara o perfecta, sólo intenta hacer lo correcto. Funcionará en la medida en que intentes y sientas amor hacia la luz, permitiéndote estar divertido y relajado no importa cuán débil o temblorosa sea la imagen. Tu mente subconsciente también puede ayudarte en la visualización de esta luz situada encima de ti. Pide y mira a ver qué ocurre.
6. Imagina esta luz brillando sobre ti, y conforme la luz toca tu cabeza, imagina que la misma empieza a llenarse con luz. Mientras tu cabeza se llena con luz, deja que esta luz relaje la cima de tu cabeza, frente, ojos, mejillas, mandíbula y parte trasera de la cabeza, diciéndote mentalmente , "diez".
7. Permite que la relajante luz se mueva hacia abajo por tu cuello y garganta, relajándolos, diciendo "nueve".
8. Permite que la relajante luz se mueva hacia abajo por tu pecho y hombros, relajándolos, diciendo "ocho".
9. Permite que la relajante luz se mueva hacia abajo por tus brazos, manos y dedos, relajándolos, diciendo "siete".
10. Permite que la relajante luz se mueva hacia abajo por tu abdomen y espalda, relajándolos, diciendo "seis".
11. Permite que la relajante luz se mueva hacia abajo por tus ingles y nalgas, relajándolas, diciendo "cinco".
12. Permite que la relajante luz se mueva hacia abajo por tus muslos, relajándolos, diciendo "cuatro".
13. Permite que la relajante luz se mueva hacia abajo por tus rodillas, ralajándolas, diciendo "tres".
14. Permite que la relajante luz se mueva hacia abajo por tus espinillas, relajándolas, diciendo "dos".
15. Permite que la relajante luz se mueva hacia abajo por tus pies y dedos de los pies, relajándolos, diciendo "uno".
16. Cuando hayas terminado, estarás en el Estado Alfa. Puede que no estés dentro de un extremadamente profundo alfa, pero estarás allí. Si quisieras ir más profundo, simplemente pasa de nuevo a través de los pasos del 5 - 16. Puede que te encuentres experimentando extrañas sensaciones, y completamente relajado. Si caes dormido durante cualquier parte de este proceso, no te preocupes. Serás capaz de continuar tan pronto como despiertes, y en ese punto definitivamente estarás al menos en el estado alfa.
17. En esta fase, sólo tienes que estar familiarizado con este estado. Sinceramente, puede que incluso no seas consciente de que estás en un estado alterado. Puede que sólo te sientas relajado y esperanzadoramente lleno de energía amorosa y luz. Todo lo que ha ocurrido es que has cambiado muy ligeramente tus condiciones perceptivas, y reducido el número usualmente abrumador de señales de tu cuerpo físico. Tu foco ha sido girado hacia el interior, hacia estados más altos de consciencia y tus habilidades psíquicas.
18. Simplemente observa esta condición por unos pocos minutos. Puedes oír voces, y puede que ver imágenes. Estas serán de la misma naturaleza que la imaginería hipnagógica que puedes experimentar cuando empiezas a quedarte dormido. Aunque lo más probable es que no sea algo de importancia, deberías intentar recordar lo que has visto, y escribirlo en tu diario. Este hábito no puede ser enfatizado demasiado, ya que es la única forma de que puedas evaluar objetivamente tu progreso.
19. Después de unos pocos minutos, o tantos como te sientas cómodo, deberías empezar a retornar a la consciencia vigílica normal. Esto ocurrirá ciertamente por sí mismo después de uno veinte minutos más o menos, especialmente cuando estés empezando a trabajar con este ejercicio. Aún así, deberías esforzarte en controlar la situación. Para salir del trance simplemente revierte el proceso. Hazte consciente de tus pies, y lentamente agítalos. Hazte consciente de tus piernas, y ténsalas y desténsalas suavemente. Muévete a lo largo de todo el cuerpo, redespertándolo. Finalmente, abre tus ojos y levántate. Probablemente te sentirás muy relajado.
20. Registra tus experiencias en tu diario.

APÉNDICE 3

Ejercicio 11. Estado Theta - Trance Profundo

Tiempo Requerido: de 40 a 50 minutos

     Ir incluso más profundo, justo a las tierras interiores de la consciencia, es muy fácil una vez has dominado lo anterior. Simplemente usarás la misma técnica que has usado para el estado alfa con una ligera modificación. Usarás una luz de color en lugar de luz blanca, y estos colores progresivamente te relajarán incluso más profundamente. Empezarás con una energética luz roja, moviéndote a través del arcoiris para calmarte, hasta la espiritual luz violeta. Esto eventualmente te llevará muy profundo. Puede de hecho que empieces a quedarte dormido, en algún lugar en medio de este ejercicio. Si lo haces, simplemente observa tu estado y continua enfocándote. En este estado verás mini-sueños, y puede que te sea difícil concentrarte. Simplemente haz lo mejor que puedas en el buen camino.

1. De nuevo, siéntate o acuéstate en algún lugar en el que no seas interrumpido.
2. Entra al Estado Alfa como antes.
3. Enfócate de nuevo sobre el globo de brillante luz blanca a una corta distancia por encima de ti. Ahora imagina que la luz se vuelve rojo brillante.
4. Imagina esta luz roja como brillando sobre tu cabeza, y mientras la luz toca tu cabeza, empieza a llenarla con luz. Mientras tu cabeza se llena con luz roja, permite que esta luz relaje la cima de tu cabeza, frente, ojos, mejillas, mandíbulas y parte trasera de la cabeza, diciéndote mentalmente, "diez".
5. Permite que la relajante luz roja continúe llenándote, moviéndose hacia abajo por tu cuello y garganta, relajándolos, diciendo "nueve".
6. Permite que la relajante luz roja continúe llenándote, moviéndose hacia abajo por tu pecho y hombros, relajándolos, diciendo "ocho".
7. Permite que la relajante luz roja continúe llenándote, moviéndose hacia abajo por tus brazos, manos y dedos, relajándolos, diciendo "siete".
8. Permite que la relajante luz roja continúe llenándote, moviéndose hacia abajo por tu abdomen y espalda, relajándolos, diciendo "seis".
9. Permite que la relajante luz roja continúe llenándote, moviéndose hacia abajo por tus ingles y nalgas, relajándolas, diciendo "cinco".
10. Permite que la relajante luz roja continúe llenándote, moviéndose hacia abajo por tus muslos, relajándolos, diciendo "cuatro".
11. Permite que la relajante luz roja continúe llenándote, moviéndose hacia abajo por tus rodillas, relajándolas, diciendo "tres".
12. Permite que la relajante luz roja continúe llenándote, moviéndose hacia abajo por tus espinillas, relajándolas, diciendo "dos".
13. Permite que la relajante luz roja continúe llenándote, moviéndose hacia abajo por tus pies y dedos de los pies, relajándolos, diciendo "uno".
14. Repite el mismo proceso a través de todo tu cuerpo con la luz naranja, después amarilla, después verde, después índigo, y después violeta. De nuevo, tu visualización de estos colores no necesita ser totalmente perfecta. La idea es lo que es importante, y la relajación.
15. Cuando hayas terminado, estarás en el nivel Theta de ondas cerebrales. Puede que encuentres sueños, voces o imágenes girando dentro de tu consciencia en algún lugar en medio del ejercicio; esto es un signo seguro de que estás entrando en el estado correcto. Mantente relajado, y asegúrate de no caer dormido en un sueño real.
16. Después de unos pocos minutos disfrutando este estado, o tanto tiempo como te sientas cómodo, deberías empezar a retornar a la consciencia de vigilia normal. Controla la situación. Para salir del trance simplemente hazte consciente de tus pies, y lentamente gíralos. Hazte consciente de tus piernas, y suavemente ténsalas y desténsalas. Muévete a través de todo el cuerpo, redespertándolo. Finalmente, abre tus ojos y levántate. Probablemente te sentirás muy relajado.
17. Registra tus experiencias en tu diario.

------------------------------------------


Este texto ha sido extraido de un libro muy interesante que te recomiendo compres para tu biblioteca personal en el siguiente enlace: